El caso Ojellón

Hace días que el gerente, luego ex gerente, posteriormente gerente y ahora ex gerente otra vez de la Filarmónica de Gran Canaria traía en jaque al presidente del Cabildo, José Miguel Pérez.

La historia en sí ya es un poco rocambolesca. Una posible sinopsis sin edulcorar podría ser que Ojellón fue contratado, para ser despedido por apropiación indebida de dinero público y falseo de documento público, para posteriormente ser readmitido como gerente “porque merecía una segunda oportunidad”, según se anunció desde la institución insular.

Segunda oportunidad le ofrecieron al gerente, pero sin competencias financieras. Vaya gerencia. Después de varios plantes de los trabajadores de la OFGC y una gran guerra de medios en Gran Canaria, por intereses y desintereses, el caso Ojellón llega a su fin con la dimisión del susodicho.

El caso Ojellón ha destapado algunas vergüenzas del grupo de gobierno del Cabildo de Gran Canaria innecesariamente. Si quería una segunda oportunidad habérsela ofrecido, pero en otro lugar. Un director de un banco roba en la sucursal que trabaja: ¿Creen que le darían una segunda oportunidad de ser el director de la sucursal en la que robó? Lo dudo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: