Restos humanos y el infierno consentido

La limpieza étnica inflingida por el neoliberalismo sigue arrasando África. O lo que es lo mismo, restos humanos siguen llegando a costas europeas haciendo que se vea como un drama, pero detrás de la valla, sin una actuación rápida que evite este descalabro de la humanidad. Este infierno consentido. Este mar de delgados cuerpos negros cuyas olas se han convertido cuchillas asesinas que inundan sueños que quedan escritos sobre el agua.

Un brazo y parte de un tronco humano han aparecido esta tarde a dos millas de la zona de Papagayo, en Lanzarote, siendo trasladados al muelle de Naos, en Arrecife. Los restos pertenecen a una persona negra, por lo que se baraja la hipótesis de que pueda tratarse de uno de los inmigrantes que viajaba en el cayuco que llegó días pasados a Arguineguín con 13 cadáveres a bordo.

Las noticias contemplan el despropósito no arreglado de la comodidad occidental, que pasmada, y afligida en los días importantes, asiste vaga a una epidemia que nuevamente sufren los mismos. Los de siempre. Ya no es el tópico de vidas truncadas y sueños arrebatados, toca la hora de expolio del capital humano y de la integridad moral de África. Es el momento de reconocer que se está permitiendo que la dignidad de todos y cada uno de los africanos se está cercenando casi sin acción evidente.

Sin ganas de más descripción de algo que me afecta, les recomiendo la lectura de este excelente artículo que el periodista canario Juan García Luján escribe para Canariasahora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: