La Foto: La lengua de McCain

Hace poco más de 36 horas que concluyó el último debate entre Obama y McCain. Lo vi y presencié la retahíla de argumentos y falacias que vertieron por sus boquitas. Pero, válgame la tecnología, que al ojo humano se le escapan detalles, momentos, instantáneas que sólo un reportero gráfico con un tele es capaz de captar. Fotogramas de la escena, quizás inadvertidos para los espectadores, pero existentes. Me refiero a esta fotografía:

La verdad es que es desafortunada, y desafortunadamente, también, para los republicanos muestra lo que fue el debate. Mientras Obama caminaba con paso firme erguido, mostrando argumentos, con las ideas asentadas, sin tambalearse ni un ápice de su convincente mirada, McCain tuerce el gesto. Los brazos y sus limitaciones. Los dedos y como los estira. Va a la caza de Obama pero no llega. Se arruga. Saca la lengua, está exhausto. ¡Vaya lengua mr McCain!. Está seca, cansada, la lengua digo, de decir barbaridades y no acercarse a Obama.

Barack Obama, a todo esto, delante de él, en los sondeos, en autoestima, en sentirse presidente, en apoyos populares y en la fotografía, camina firme hacia la Presidencia. Sólo un disparo, como se ha sugerido en algunos encuentros republicanos, lo impediría.

A Obama se le ve su pin, el anillo de boda, la corbata elegante roja. A McCain, ni el pin representativo, ni el anillo, ni la corbata y además el desafortunado gesto que se ha comentado. Desgraciada la foto, agraciados los demócratas.

Anuncios

Portada del día: Franco y sus generales, acusados de crimenes contra la humanidad

La portada del día es hoy para Público. Por muchas razones. Porque ha pasado mucho tiempo desde la barbarie de la guerra civil española y sus posteriores oscuros años y nunca se había llevado a Franco a la portada acusándolo de crimenes contra la humanidad. 72 años después, Garzón los acusa. También porque para pasar página, hace falta leerla. Y pocos españoles tienen leída la barbaridad que cometieron Franco y su camarilla de generales. Que le pongan nombre a los asesinos y a los asesinados. Fecha, lugar y forma de la muerte. Que condenen las acciones para que no vuelva a pasar y que se haga todo de forma serena, queriendo reconstruir una sociedad permanentemente dividida entre los que quieren saber y los que quieren borrar.