Las hipotecas de los parados

En medio de la cuestión americana las tareas domésticas han quedado un poco desencajadas dentro del panorama informativo. Será cuestión de retomar la hemeroteca de estos dos días. El lunes andaba manifestándome por el impago del salario que me corresponde los tres últimos meses y apenas leí en el móvil: Moratoria a las hipotecas de los parados. Sin mayor explicación, torcí la cara y pensé que esto será luego un embrollo burocrático de papeleos y cifras a las que habrá que estar atento. Al día siguiente, Francisco Suárez Álamo, director del Canarias7, publicaba este buen artículo con una buena explicación del asunto. Ahí va un extracto:

“Hasta la fecha se había discutido mucho sobre los planes para la salvación de las entidades financieras y se había dejado en segundo lugar a esa legión de parados -tanto los nuevos como los que ya lo eran antes de la crisis- que no tienen para llegar a fin de mes y, sobre todo, para hacer frente al pago de las hipotecas. Y como resulta que las entidades financieras tampoco están por la labor de ejecutar esas hipotecas y quedarse con un parque de viviendas de imposible recolocación a buen precio a corto y medio plazo, pues el Gobierno activa un incentivo que suena bien, pero que, como casi todo en la vida, tiene una letra pequeña que conviene leer con detenimiento. A saber: se da la posibilidad al parado de demorar hasta 2010 el pago de la cuota en un importe de 500 euros mensuales, todo ello siempre que la hipoteca no supere los 170.000 euros. Hasta ahí, todo es plausible, pero ¿qué ocurre desde el 1 de enero de 2011? Que la cantidad cuyo abono se ha aplazado se redistribuye en un plazo de diez años, y no en lo que resta para cancelar la deuda hipotecaria, de manera que desde esa fecha el parado verá cómo el recibo que le pasa el banco se incrementa en una media aproximada de 100 euros al mes. El banco, como queda claro, jamás pierde.”

Anuncios

La Portada del día II: El discurso de Obama despierta a los Estados Unidos

Siendo un día tan informativo como este, voy a permitir la licencia de escoger dos portadas dedicadas a las elecciones de Estados Unidos. La anterior que hacía referencia a Marthin Luther King y esta que hace referencia al sueño de Luther King, Obama. Público demuestra nuevamente su frescura y clava una portada espectacular con una inmensa cara de Obama en la pose perfecta y, algo que me gusta, ocultando incluso parte de la mancheta. Así sin ataduras.

Obama en PúblicoAquí les dejo el discurso que dio después de conocer los resultados anoche:

La Portada del día: Martin Luther King, ya no es un sueño

Día de portadas preciosas. Pero hay que agradecer tanto a la edición impresa como a la edición online de El Periódico su trabajo. La primera página del impreso es un careto enorme de Martin Luther King en el que dice “Ya no es un sueño”. Luther King soñaba con el día en el que un presidente negro llegara a la Casa Blanca y se ha cumplido con Barack Obama. El periódicoAquí les dejo el histórico discurso de Luther King.

Comienza la era de Obama

Me acosté sobre las tres de la mañana dejando el pescado prácticamente vendido con Florida teñida de rojo y me he levantado con los titulares de los periódicos confirmando el cambio. Yes we can dejó de ser el grito de la esperanza para convertirse en el alarido de la victoria. Obama dejó de ser un sueño, para convertirse en el presidente de los Estados Unidos. En un día histórico de movilización de masas, he leído que hasta el 66% de la población fue a votar, Estados Unidos ha vuelto a hacer historia y es que, como dice mi amiga Laura Gallego, “son capaces de hacer lo peor, pero también son capaces de lo mejor”.

Titulares de las ediciones electrónicas de los periódicos de España:

El Mundo: Obama cambia el color de la historia

El País: Obama culmina el sueño del cambio

Obama gana las elecciones: Yes we can

Son casi las tres de la mañana y aunque el pescado no está vendido ya está en la red, cazado y parece que preparado para servir en bandeja de plata y comerse en la casa blanca. Ha sido una noche intensa, en la que nuevamente Ohio ha vuelto a decidir. Lo escribo con seguridad, pero a sabiendas de que el resultado no es definitivo, sólo que aquí son las tres de la mañana y la idea es levantarse pronto porque mañana es martes. Un día normal, laboral, en el que todo seguirá siendo igual, sólo que Obama será presidente de los Estados Unidos de América. ¿Cambiará algo? Quién sabe, pero moralmente sí. Moralmente supone una patada a los neocons instalados en el templo oval desde hace décadas, resistiendo, incluso administraciones demócratas. Será un día importante porque se escenificará el adiós del, según dicen, peor presidente de la historia de los Estados Unidos, que dejará su puesto al, según dicen, el candidato que más espectativas ha levantado. Un dato interesante que ojearé según me despierte es el número de votantes que han acudido a las urnas para decir: Yes we can. Este es el mensaje ganador, el que ha movilizado a la masa a votar. Un mensaje que vale sus letras en oro.

Adjunto un vídeo de celebración, un vídeo de inicios de la campaña de Obama que tocó la fibra a muchos ciudadanos y ciudadanas. Felicidades, algo adelantadas y espero mañana no tener que rectificar, a los simpatizantes de los demócratas en Estados Unidos y a los que aspiraban a la victoria de Obama en el resto del mundo. Los problemas domésticos hoy serán los mismo, pero esto es un paso.



Escrutinio Elecciones USA: Ohio e Illinois, la esperanza demócrata

Durante la campaña electoral se han hartado a decir los analistas que Ohio es clave. Que sin Ohio no se puede ser presidente. Que sólo una vez lo que votó Ohio no fue a la Casa Blanca y mil cosas más. Lo cierto es que a esta hora de la noche, 1.42, Ohio e Illinois, que entre ambos estados vecinos suman más de 40 votos presidenciales, caen del lado de los demócratas. Si ganan en Ohio tendrán casi las dos piernas in the white house.

Escrutinio elecciones USA: Las carolinas, en lucha

Carolina del Norte y del Sur suman 23 delegados entre las dos. Carolina del Norte, a priori, partía como un estado dudoso y Obama parece que arrasa en los primeros datos. Carolina del Sur, a priori republicana, también parece caer del lado demócrata en principio. Ya veremos que pasa, pero estos primeros datos son muy favorables para Barack Obama.

1.39: Sin ser muy concluyente, parece que cada una de las carolinas va a ir a parar a sendos partidos. Mientras el Norte, se dirige hacia Obama, el Sur lo hace hacia McCain. Una metáfora de los resultados a lo largo y ancho del país, exceptuando Florida y algunos estados del centro de la América profunda.