Pienso en…Mi casa de Valsequillo

Cuando todos los días, tardes y noches en mi casa de Valsequillo pasan al baúl de la nostalgia acumulada, entonces, me doy cuenta de que soy un reflejo del lugar en el que nací. Las miradas de mis abuelos y la impresión de lo que fueron. El olor de la tierra después de la fina lluvia o el color de los almendros en flor que decoraban el escenario de mi vida. La bulla del bar de carretera y las reacciones de la gente a los avatares de la vida. Las personas que poblaron nuestra niñez, como escuchaban, como se apoyaban, como hablaban, como callaban, como trabajaban y como vestían. Los valores que tenían y la acogida que daban a cualquiera en su casa. La hospitalidad con el desconocido y la ayuda por encima de todo con el vecino del al lado y con el de más allá. Ahora, sí que sí, que vuelvo a estar lejos de mi casa de Valsequillo, aprecio infinitamente todo lo que de ella salió, todo lo que me dio y a lo que aspiro que me siga dando, cuando desempolve el baúl de la nostalgia y me de cuenta de que sigue allí.

Anuncios

La Opinión: Antonio Muñoz Molina sobre Almudena Grandes

Antonio Muñoz Molina se queja de un artículo publicado el 24 de noviembre por Almudena Grandes. Lo hace publicando una carta al director en el diario en el que ambos escriben: El País.

“En su artículo del 24 de noviembre, Almudena Grandes hace lo que tal vez intente ser una broma acerca de una monja en el Madrid del comienzo de la Guerra Civil: “¿Imaginan el goce que sentiría al caer en manos de una pandilla de milicianos jóvenes, armados y -¡mmm!- sudorosos?”. ¿Estamos ante la repetición del viejo y querido chiste español sobre el disfrute de las monjas violadas? No hace falta imaginar lo que sintieron, en los meses atroces del principio de la guerra, millares de personas al caer en manos de pandillas de milicianos, armados y casi siempre jóvenes, aunque tal vez no siempre sudorosos”.

Concluye Muñoz Molina la crítica argumentada con letras sobre la escritora y su escrito:

…Almudena Grandes habla de exiliarse a México: cuando leemos artículos como el suyo y como tantos otros que por un lado o por otro parecen empeñados en revivir las peores intransigencias de otros tiempos, algunas personas nos sentimos cada vez más extrañas en nuestro propio país.

Aquí pueden leerlo entero.




La portada del día: Zapatero y Obama nacieron el mismo día

Portada de La Gaceta de los Negocios

Barack Obama, 4 de agosto de 1961 en Honolulu. José Luis Rodríguez Zapatero, 4 de agosto de 1960 en Valladolid. Al margen de las diferencias latitudinales y características entre la localidad hawaiana y la castellana, el mismo día, de años consecutivos, nacieron el actual presidente del Gobierno de España y el futuro presidente de Estados Unidos. La Gaceta de los Negocios lleva a portada la noticia, “colada por Moncloa”, de la que se hacía eco ayer The Washington Post y algún medio nacional refritaba para su web. Además, La Gaceta hace una recurrente secuencia de fotos que comienza con el retrato de Zapatero y acaba con el de Obama. Esta noticia es un filón para Moncloa, que estará dando palmadas con las orejas con la promoción que puede significar para Zapatero una similitud con el popular Obama. Es como si le hubieran dado una beca para ir a estudiar a Estados Unidos.