Machu Picchu Express: Aguas Calientes – Machu Picchu

2 de enero. Cinco de la mañana. Pueblito de Aguas Calientes. Esperamos la guagua que nos sube a Machu Picchu. Estamos a media hora de tránsito. Nada, está ahí mismo. Tras la montaña. El relato de esta expedición culmina aquí. El santuario es impresionante y cada uno debe juzgarlo. Creo que la única impresión que puede tener cada persona es asistiendo, observándolo, cerrando la boca cada vez que se le abra y disfrutando de los sonidos enterrados en aquel lugar. De los colores que emergen y desaparecen. Los que me conocen, saben que no soy amigo de las energías ocultas ni nada que se le parezca, pero en Machu Picchu la realidad es otra. Su ubicación, localización, construcción y como mira al mundo, hace del santuario un lugar mágico, especial y con energía. Mucha energía. Les dejo algunas fotos para que puedan imaginar lo que se siente, sólo les digo que para sentir hay que estar.

Anuncios

Una respuesta

  1. Hola
    Encontré tu blog por Tinta Digital, donde también escribo.
    Interesante tu espacio y me alegro que hayas estado en Cusco.
    Suerte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: