José Manuel Soria y la “oleada de presiones”

Público

José Manuel Soria. Fuente: Público

Leo atento el relato de Pedro Guerra, en el diario La Provincia. Lo leo dos veces. Analiza las últimas andanzas de José Manuel Soria. Lo hace de forma algo tendenciosa, pero separando la paja, se puede sacar provecho. El despropósito de los actos de Soria, de su regocijo en el poder, de como se revuelca en sus mentiras cual puerco político, de como es un animal que vive en la selva política del siglo pasado, de que tiene una red de confianzas tejidas con los empresarios negligente para los cargos públicos que ha ocupado.

Perplejo, antes simplemente releía historias que se habían publicado con anterioridad en el mismo medio, me quedo al llegar al último párrafo. En él, el periodista dice que: “Y mientras se resuelve el caso del salmón, una oleada de terribles presiones asoma por cada esquina de Vegueta”.

Me imagino que se refiere mentando al bello barrio capitalino, con que cada esquina del Palacio de Justicia está siendo asediada con presiones.

Y mientras se resuelve el caso del salmón“: En medio de la investigación, de la verificación de la autenticidad de los pagos que hizo Soria, entre otras cuestiones.

Una oleada“: Que cantidad es una oleada. ¿Tantas son?, ¿de cuántos lugares provienen?. La RAE dice que “es la aparición repentina de algo en gran cantidad”, así que asustaditos debíamos estar.

Terribles presiones“: ¿Qué tipo de presiones son? Son terribles, porque son una oleada, o por la técnica que se está utilizando. Se está presionando a una magistrada y se acepta, acostumbrados.

Según el contexto, entiendo que del entorno del Vicepresidente del Gobierno de Canarias es de donde se recibe “terribles oleadas de presiones”. De José Manuel Soria. Como ciudadano canario me quedo intranquilo sabiendo que hondonadas de presiones andan sueltas por Vegueta. Me quedo intranquilo sin una denuncia formal. Me quedo intranquilo a sabiendas de que, conociendo la situación, únicamente se denuncie en la última frase del relato. Me quedo intranquilo porque, en este caso, está a merced la Justicia de la presión que pueda ejercer Soria. ¿Y en cuantos más?.

Es una trilogía de informaciones, van dos, quizás en la tercera encuentre la solución…

Anuncios

2 comentarios

  1. […] La disección total Más efectos secundarios « José Manuel Soria y la “oleada de presiones” […]

  2. […] escrito que una “oleada de presiones” estaban cercando Vegueta, en referencia al Palacio de Justicia, sin explicar más sobre esta nimia […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: