La rentabilidad de la guerra de Irak

Los cuidadosos movimientos de ficha sobre el tablero del negocio internacional de la compraventa de armas tienen un estricto sentido comercial, que en muchas ocasiones se alejan del aparente sino político. Después de un periodo de calma en el que los países del Cercano Oriente ralentizaron la compra de armas, desde 2003 se ha vuelto a disparar.

Haciendo caja con las guerras

Haciendo caja con las guerras

La inacabada guerra de Irak, la hostilidad de Irán, las reivindicaciones de los kurdos, la guerra del Líbano o la eterna batalla entre palestinos e israelíes crean una inestabilidad galopante en la regi6n que fuerza la aparición del efecto dominó y propaga el contagia de la compra armamentística. Las cifras sobre el negocio legal de las armas aparecen en un documento elaborado por la ONU sobre la transferencia de armas convencionales a los países en desarrollo.

Estados Unidos vendió entre 1999 y 2003 el 6O,5% de su producción armamentística al Cercano Oriente, para en los tres anos siguientes aumentar hasta el 65,8%. Un rentable negocio que levanta las suspicacias de los analistas sobre los intereses bélicos del país norteamericano en la zona.

Reino Unido, gran aliado de Estados Unidos en la guerra de Irak, entre 1999 y 2003 exportó el 87,9% de sus armas al Cercano Oriente. La cifra es más sangrante en la postguerra, ya que entre 2003 y 2006, el Reino Unido vendió el 95,9% de las armas que produce en la regi6n donde apoyó una guerra que produciría la posterior desestabilización y reacción conjunta hacia la compra de armas.

El conflicto bélico y la posguerra han generado unas cuantiosas cifras en cuanto a los ingresos por la venta de armas. Desde 1999 hasta 2007 el saldo de Estados Unidos tan sólo obtenido con las armas en el Cercano Oriente alcanza los 38,5 billones de dólares. El Reino Unido ha obtenido 25,4 billones de dó1ares en ingresos provenientes de la industria armamentística. Francia, contraria a la citada guerra, también ha ganado dinero elevando la cantidad ingresada a los 13,2 billones de dólares. En frío y a primera vista, el pánico desatado en la zona habría revertido 76,1 billones de dólares únicamente contando las cifras ingresadas en armas por tres potencias occidentales en la zona.

Tony Blair

Tony Blair

El premio Nobel de Economia Joseph Stiglitz publicó en la Milken Institute Review un informe en el que estimó que la guerra de Irak habría costado al Gobierno americana unos dos billones de dólares. Otro estudio de dos economistas del American Interprise Intitute la cifraba en un billón de dó1ares. Unas cifras pírricas comparadas con la posteriormente ingresada.

Dada la situación y ligándola a momentos históricos como pueden ser el apoyo de los Chicago Boys en Chile o la Mafia Malaya de Indonesia, cabria destacar los intereses occidentales, y en particular estadounidenses, en mover las ramas que cobijan las economías emergentes.

Este artículo fue publicado por el autor de este blog en diciembre de 2007 en Canarias7.

Una respuesta

  1. […] La rentabilidad de la guerra de Irakefectos.wordpress.com/2009/01/28/la-rentabilidad-de-la-guerr… por txemius hace pocos segundos […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: