Entrevistando a hora española

Después de varios días de llamadas, idas y venidas, he conseguido pactar una entrevista con uno de los redactores de la Ley de Memoria Histórica. Perfecto, pienso.  Llevaba un par de días bucando a una buena fuente al respecto y nada mejor que de la que emana el agua. O la Ley, en este caso. Esperaba un trámite para concluir la hora y la persona indicada.

Después de un par de hora, llega la llamada. “Anote el número: XXXXX6, le atenderá a las nueve, hora de Madrid, luego tiene que tomar un avión y no podrá”. No es una fuente cercana, ni mucho menos, por lo que no puedo rechistar. “Ok, está hecho”, respondí. Un único inconveniente: A las nueve hora de madrid es a las tres de la mañana hora de Guayaquil. El madrugón merecerá la pena, seguramente, y la fuente es necesaria para el reportaje, pero son los inconvenientes de las entrevistas a la hora española cuando no estás en el país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: