Literatura: El tercer hombre, de Graham Greene

Cartel de la película protagonizada por Orson Welles.

Cartel de la película protagonizada por Orson Welles.

Es imposible criticar la obra de un autor sin leerla entera. Conozco este dato básico de la crítica literaria, pero no es mi ánimo destartalar una espeluznante por prolífica obra como la de Graham Greene sino mostrar mi desencanto por uno de sus libros: El tercer hombre.

Sigue leyendo

Un vistazo a la escuela

Decía que el porvenir está en mano del maestro de escuela y se preocupaba de las cuestiones de la educación. Quería que la sociedad trabajara sin descanso en pro de la elevación del nivel intelectual y moral, en la puesta en circulación de las ideas, en el crecimiento intelectrual de la juventud, y temía que la pobreza actual de los métodos, la miseria del punto de vista literario limitado a dos o tres siglos llamados clásicos, el dogmatismo titánico de pedantes oficiales, los prejuicios y las rutinas, terminaran por hacer de nuestros colegios bancos de ostras artificiales.

Este párrafo se escribió hace más de 140 años. Poco antes de 1869. Es un extracto de Los Miserables, excelsa obra literaria de Víctor Hugo. Sólo cabe preguntarse ¿Qué hemos estado haciendo todo este tiempo?¿Por qué los mismo temores siguen en pie? ¿Por qué la literatura siempre ha ido por delante de la política y nunca se le ha terminado de hacer caso?

El punto sobre la i

Tan estirada ella, presumida y altiva por ese punto que le diferencia del resto de letras, excepto la j, claro está, la i sin punto no es más que una mayúscula común; pero sin el precioso punto, la i minúscula pierde toda la fuerza, por lo que es necesario que ensalcemos su puntuación. Es decir, pongamos el punto sobre la i. Sigue leyendo

José Saramago y lo que merece la pena

Es un placer, un inmenso éxtasis, leer algunos textos. José Saramago escribe con sublime excelencia en su blog pequeñas reflexiones de las que se saborea hasta la última coma. El punto final es el que da el regusto en el paladar exacto para volver un par de días después a ver si al buen hombre se le ha ocurrido otra genial idea sobre la que escribir cuatro malditas líneas que te saben tan bien, que poco texto parece para una comida tan exquisita.

El caso es que, como digo, el placer lo es, además de por el par de minutos que cuesta la lectura, porque el señor se adelanta y te pinta sus ideas tan nítidas que las ves dibujadas. Cuando lees algo y ves que del agua sale un pez y no hay trucos, sino que las buenas ideas flotan sobre las palabras, no hay más que parpadear para darse cuenta de que es la lucidez en vida.

Textos que hacen pensar. Textos que piensan por sí solos. Textos democratizados y al alcance de una web. Lástima de la brecha tecnológica, de lo contrario sería una de las más grandes aportaciones del humano a su sociedad, la humanidad.

Cazuela de tripas

Por un defecto de mi sistema existencial, he estado sin echar de comerle al blog (la autoría de la expresión es de Mario Alonso). Un par de ajetreados días de trabajo y otro par de desconexión estival de fin de semana en la playa. En total cinco días en el que apenas he estado conectado con la mal llamada rabiosa actualidad.

Sigue leyendo

Algunos a la vida le llaman crisis

Lucas se monta en la canoa, que parte silenciosa río abajo. Sigue leyendo

Canarias Ahora vs Soria: Si es verdad ¿hasta cuándo?

 

Las dos orejas y el rabo.

Las dos orejas y el rabo.

En Canarias parece que la trama de influencias del vicepresidente del Gobierno de Canarias, José Manuel Soria, no tiene fin. La trama de influencias y su canguelo, pero esto lo añado yo de cosecha propia, pues como comprenderán no lo puedo comprobar. Lo de la trama de influencias, sin embargo, se comprueba día tras día, si no es en una esquina, en otra. Sigue leyendo