La crisis de los burgueses

Hay días en los que el mundo se hace grande y uno, a su lado, va empequeñeciendo lentamente. Mientras cae la tarde, más grande es el mundo, más estrechas las miras, más desproporcionada la diferencia. Entonces, no ves salida aparente y todo parece lejano. En esos días, quieres acostarte, apretar la almohada, cerrar los ojos con fuerza y no volverlos a abrir hasta el día siguiente, para ver si se han recuperado las proporciones iniciales. Al día siguiente no pasó nada.

El mundo es grande y tú eres pequeño, pero por suerte, por extraño que parezca, hay condiciones y situaciones que se repiten a lo largo y ancho de los hemisferios. Hay una sobre todas las demás que se repite con abundancia: La miseria. Miles de culturas, cientos de lenguas, infinitos paisajes, distintas formas de entender al globo y sin embargo seguimos entendiéndonos. Seguimos vivos, los que seguimos, los que no están muertos por nuestra culpa y la de nadie más. Digo seguimos entendiéndonos porque caigo en el eufemismo y no quiero decir nos matamos de forma salvaje y caníbal, unos a otros, sin piedad y mucho menos compasión.

Es una fortuna seguir vivo en este mundo. Eso es así. A diario muere gente en las cunetas del desproporcionado e injusto sistema que se ha creado, cunetas que están llenas de cadáveres y a las que de vez en cuando van de visita la cooperación internacional o algún alma caritativa con una sigla ilegible. Muchas veces lo hacen para llevarle la comida, pero no para mostrarle el camino a la esperanza. Pan para hoy, hambre para mañana. Le dan el pescado, pero no la caña. Y todas aquellas frases hechas que quieran añadir.Quizás, algún día cualquiera, también se apunta el carro la Corte Penal Internacional enjuiciando a algún dictador. Oh que alegría. Él se podrá defender con uñas, dientes y todo el dinero que robó. Sus conciudadanos ni podrán saber que le pasó, porque no tienen acceso a la información.

El caso es que en este mundo tan grande, tan lleno de siglas, poco se puede hacer. Pero lo poco que se pueda hacer, será mucho para alguien que no conoces. Cualquier poco es mucho. Dentro de las diferentes varas de medir que tenemos los terrícolas, lo que para ti es poco o muy poco, llámale poco a medio pan, para otro es la comida de todo un dia. O quizás el sustento de sus hijos. Medio pan a repartir es bastante, aunque no lo crean.

Ahora que todos creemos estar en crisis es buen momento para pensar en que alguno viven en crisis toda su vida, desde que nacen hasta que mueren. En una crisis perpetua. Una condena a muerte prematura, o a larga vida insufrible. Una condena impuesta sin sutilezas y que es muy difícil esquivar. Ahora que nuestra crisis oculta las demás, no debiéramos olvidar que es una crisis burguesa, que afecta y mucho, pero que es burguesa. La crisis de los burgueses.

Una respuesta

  1. Si te refieres con “crisis burquesa” a que ahora los afectados son esas personas que tienen trabajo, comen los tres tiempos, y hasta algunos se van de vacaciones, pues si es una crisis burguesa.

    Pero si se refiere a quellos que tienen enormes sumas de dinero, pues creo que aun no les ha llegado una crisis a ellos, es decir, se dice por ejemplo que los multimillonarios se han reducido en el Mundo pero, sin duda, esa gente no ha modificado sus estilos de vida por ello, pues tienen aun suficiente dinero para seguir viviendo como siempre.

    Y la verdad es que dudo mucho que a los que poseen enormes sumas de dinero pueda una crisis afectarles. Las diferencias entre esa clase con el resto de pesonas en cuestion de posesion de dinero es enorme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: