Cifras del desempleo: un martillo pilón

Como un martillo pilón las cifras, los datos, golpean cada mes en la cabeza ya desmoralizada de muchos españoles. Cada mes. Infalible. Los datos resuelven la ecuación y designan que la crisis continúa, que los empleos no se producen, sino que se destruyen y que la salida del gracejo queda lejos, muy lejos. Pienso, sin embargo, que no es óptimo para salir de una crisis que cada mes te digan que es imposible.

Rafael Correa, propulsor de la medida.

Rafael Correa, propulsor de la medida.

En Ecuador, estos días, se ha ordenado desde la Presidencia que los datos del paro, o del desempleo, según como usted lo quiera llamar, salgan cada tres meses. El presidente Rafael Correa, leido, ilustrado y en ocasiones brillante, sin embargo, encuentra una salida cuasi sociológica a la cuestión y argumenta con excelencia la orden decretada. Las cifras cada mes, hunden la moral del pueblo. Y un pueblo con la moral hundida “nunca conseguirá el desarrollo”. Dice Correa que esta ha sido la política durante mucho tiempo en los países de América Latina y que es una de las causas de la permanencia en una situación de subdesarrollo.

No le falta razón. Durante años, por estas latitudes, se ha tildado al pueblo de vago, de impuntual, se le ha recordado que tiene corrupción hasta las cejas, que su servicio de salud es pésimo y que el empleo se encontrará más allá de sus fronteras.  Se ha generado una desconfianza en el Estado que ha llevado a pensar, en muchas ocasiones, “esto no tiene solución, votemos por cualquiera, todos son iguales”. Cuestión que beneficiaba a los de siempre y no a los que proponían el cambio. Correa se ha propuesto como un pilar básico dar “esperanza” y decir “sí que tiene solución”. Para ello busca soluciones políticas, económicas y sociológicas, pues en este caso hay que trabajar en ese aspecto, y mucho.

Sin ir más lejos, durante estos meses se puede ver en las calles, periódicos y televisiones una campaña por la puntualidad. “Pedagogía, no autobombo”, dicen en el Gobierno. Una campaña que insta a que las personas lleguen a su hora es necesaria. La costumbre, no por hábito, debe ser obligatoria.

Las colas, cada mes más largas.

Las colas, cada mes más largas.

Volviendo al empelo, y esto es extrapolable a España, ¿Cómo se puede valorar una política de empleo si cada mes, que son 30 días, tienen las cifras en la pantalla los ciudadanos?. En su opinión, que hago mía también, las políticas de empleo deben de trabajarse con baremos más amplios. De hecho, será menos efectiva si cada mes está en la calle el castigo de “se destruye empleo”, “bajó un 0,8%”, cifras que pueden llevar a un error de interpretación que confunda y se haga decisorio para la continudad de determinadas políticas. En la amalgama de cifras, de cotizaciones en bolsa, de pérdidas de bancos y demás cuestiones económicas que ahogan, no sólo en el sentido figurado, bueno sería que el Estado tomase, al menos el control de las suyas, y protegiese a los ciudadanos de tal bombardeo. Ojo, insisto, no estoy diciendo que las obvie, sino que las ofrezca con cordura. No es bueno para salir de una crisis que cada mes te digan que es imposible.

2 comentarios

  1. Querido Txema,

    Habría que preguntarse qué es una noticia. ¿Es noticia que cada mes el titular sea el mismo: “las cifras del paro aumentan”?

  2. Cierto es que el mismo titular, repetido, extenúa. Claro, que por otro lado no deja de ser noticia nunca y menos para los que acaban de pasar a formar parte de la cifra. Lo que me planteo, y sugiero, es que sería positivo para la autoestima y para las políticas dar las cifras trimestralmente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: