No tienen embajada, pero sí embajadores

Esto que voy a escribir apenas lo puedo fundamentar por falta de tiempo para buscar las cifras, pero lo pienso desde hace mucho. Además, es una realidad con la que te vas encontrando cada día en América Latina. Euskadi no tiene embajadas pero tiene el continente americano plagado de embajadores: becados, profesionales y voluntarios. La cooperación internacional y la inversión estratégico política en ella, ha hecho que en cada pueblo, en cada esquina, en cada plaza, en cada marquesina, haya una referencia al pueblo vasco. Euskadi tiene un carácter diferente al resto de España y esto es innegable. Por su pertenencia al Estado, la cual respaldo, no pueden tener embajadas, pero sin embargo han distribuido una fluida red de embajadores por el mundo que hacen que el nombre de su tierra se reparta con orgullo y solidaridad. Un ejemplo: Camino de Panajachel, Guatemala, en uno de los múltiples pueblitos donde el autobús público para, las marquesinas las había cedido el Ayuntamiento de Vitoria. Otro más: Quevedo, Ecuador. La fábrica de madera que ha permitido que se hagan 504 casas  para ciudadanos de escasos recursos procede del Gobierno Vasco. Los cooperantes también levantaron esta monumento que tiene difícil olvido para los lugareños. Podría poner 100.000 ejemplos más.

No se si tiene relación alguna, pero desde el exilio forzado de cientos, miles quizás,  de jesuitas vascos durante la guerra civil española, los vascos no han parado de repartir solidaridad por este continente. Sólo hay que preguntar en El Salvador por Ignacio Ellacuría, Jon Sobrino o Jon Cortina, casi nada. En Ecuador, por el padre Areta, que consiguió el proyecto para Quevedo y ahora lucha por otro en Vínchez. Así hay una infinidad de padres jesuitas vascos en Venezuela, Brasil, Uruguay, Argentina y muchos más, que siguen luchando por sus principios, con la nacionalidad pegada al casi siempre pomposo apellido euskaldun.

Ha sido una política efectiva por parte del Gobierno vasco, la de la cooperación, pues de España lo que se conoce es que es la madre patria, el flamenco, los toros, que es el lugar de llegada de muchos inmigrantes y otros tópicos y tipismos que se quedan en la superficie, y seguidamente la solidaridad del pueblo vasco, financiada por su Gobierno. La solidaridad es una gran baza de la diplomacia y ayudar siempre queda en la retina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: