Débil, Animatou está débil

Animatou Haidar está débil. Muy débil. Es un cinismo para evitar decir que si no se hace nada por su vida, se extinguirá. Que una persona muera por la inacción de la burocracia, por el sometimiento, por la defensa de su derecho a decidir, a opinar. Hoy, día contra la violencia de género, les dejo dos reflexiones publicadas en medios de comunicación:

No te vayas,  por Rosa Montero

El coraje de Animatou, por Juan García Luján

 

Anuncios

Pedro J. sobre el periodismo

Pedro J. lanza un alegato en contra de la televisión pública. Dice que la pluraliadd del panorama informativo español es suficiente. Verlo para creerlo.

[Youtube=http://www.youtube.com/watch?v=GLGPzNKnssg]

Aquí y ahora. Nueva etapa.

Aquí y ahora. Cuanta densidad en dos términos usados con relativa frecuencia, con ligereza quizás. Cierro otra etapa. Caen como estaciones, sólo que mi año suele tener dos. Estancias de seis meses de convivencia intensiva y entrega absoluta. Asimilo (en la acepción tercera de su definición según la RAE) y critico.

El paso por el staff de Canarias Ahora ha sido fructífero. Me voy porque mi camino está en otro lugar. Un lugar que aún no existe. Y no se trata de ponerme místico, sino que realmente no existe. Eso sí, es cuestión de tiempo que nazca. Está en periodo de gestación. En apenas unos meses nuestra nueva casa tendrá forma. Unos trazos únicos. Originales. Inexistente hasta el momento; de ahí su creación.

Aquí y ahora. Aquí es dónde vamos a trabajar. Dónde quiera que usted lo esté leyendo Ahora mismo. Aquí y en otros muchos lugares, ya lo verán. Le conoceremos. Bailaremos con usted. Entraremos siempre que usted quiera. Estaremos siempre lo más cerca posible. Le invitaremos a ser parte de nosotros. Nosotros Aquí y Ahora, con su permiso.

Ahora porque lo hacemos ahora o no sabemos si lo vamos a hacer más adelante. La finitud del ser humano lleva al Ahora a ser un elemento imprescindible de ejecución, porque nadie sabe del después.

Buscaremos un lenguaje propio, adecuado a nuestro tiempo y nuestra región. Un lenguaje ignorado por imposición. Debemos, todos, asumir la responsabilidad de nosotros mismos para soltar amarres y partir un viaje hacia una realidad ciertamente alejada de las que hemos bebido. De la realidad creada. Abriremos el telón para mostrar la imagen. Y la instantánea. Y la palabra.

Sartre dijo: “Cada hombre es lo que hace con lo que hicieron de él”. No dejemos que hagan de nosotros lo que no somos.

PD: Incomprensiblemente, el tiempo que ha trabajado en un periódico digital ha sido el mismo en el que menos he actualizado el blog. Pero eso ha acabado. Vuelve La Disección Total, sólo que 3.0.