Literatura: El tercer hombre, de Graham Greene

Cartel de la película protagonizada por Orson Welles.

Cartel de la película protagonizada por Orson Welles.

Es imposible criticar la obra de un autor sin leerla entera. Conozco este dato básico de la crítica literaria, pero no es mi ánimo destartalar una espeluznante por prolífica obra como la de Graham Greene sino mostrar mi desencanto por uno de sus libros: El tercer hombre.

Sigue leyendo

Un vistazo a la escuela

Decía que el porvenir está en mano del maestro de escuela y se preocupaba de las cuestiones de la educación. Quería que la sociedad trabajara sin descanso en pro de la elevación del nivel intelectual y moral, en la puesta en circulación de las ideas, en el crecimiento intelectrual de la juventud, y temía que la pobreza actual de los métodos, la miseria del punto de vista literario limitado a dos o tres siglos llamados clásicos, el dogmatismo titánico de pedantes oficiales, los prejuicios y las rutinas, terminaran por hacer de nuestros colegios bancos de ostras artificiales.

Este párrafo se escribió hace más de 140 años. Poco antes de 1869. Es un extracto de Los Miserables, excelsa obra literaria de Víctor Hugo. Sólo cabe preguntarse ¿Qué hemos estado haciendo todo este tiempo?¿Por qué los mismo temores siguen en pie? ¿Por qué la literatura siempre ha ido por delante de la política y nunca se le ha terminado de hacer caso?

José Saramago y lo que merece la pena

Es un placer, un inmenso éxtasis, leer algunos textos. José Saramago escribe con sublime excelencia en su blog pequeñas reflexiones de las que se saborea hasta la última coma. El punto final es el que da el regusto en el paladar exacto para volver un par de días después a ver si al buen hombre se le ha ocurrido otra genial idea sobre la que escribir cuatro malditas líneas que te saben tan bien, que poco texto parece para una comida tan exquisita.

El caso es que, como digo, el placer lo es, además de por el par de minutos que cuesta la lectura, porque el señor se adelanta y te pinta sus ideas tan nítidas que las ves dibujadas. Cuando lees algo y ves que del agua sale un pez y no hay trucos, sino que las buenas ideas flotan sobre las palabras, no hay más que parpadear para darse cuenta de que es la lucidez en vida.

Textos que hacen pensar. Textos que piensan por sí solos. Textos democratizados y al alcance de una web. Lástima de la brecha tecnológica, de lo contrario sería una de las más grandes aportaciones del humano a su sociedad, la humanidad.

Literatura: El jugador de Feodor Dostoievski

Casi sin quererlo y por la atracción magnética de los libros, éste, El jugador (1866), llegó a mis manos al verlo en una vieja librería del centro de Guayaquil. Lucía polvoriento, aún siendo el quinto en una columna de más de cincuenta.  Sigue leyendo

Literatura: Las intermitencias de la muerte

Con esta sección que estrenamos hoy no pretendo convertirme en crítico literario, ni mucho menos, ya me puedo libra de tan ardua tarea de criticar el arte de los demás, pero sí de compartir algunas de las lecturas que hago. Sigue leyendo

Penélope Cruz, Kate Winslet y los Oscars

Me gusta el cine, pero no me gustan las galas de entrega de premios. Me gustan las buenas actuaciones, pero no ver a los actores modelar por la red carpet. Toda esa farándula me parece un soberano coñazo, parte de la industria de la moda y del the show must go on. Sigue leyendo

Tres apuntes: La Gala Drag, el Granca y la vergüenza ajena de La Provincia

Cada uno de los temas a tratar daría para un gustoso post, pero dado que es viernes, me voy a relajar y sólo voy a dejar una pincelada cabreada de cada uno de ellos. Sigue leyendo

La Opinión. José Saramago: “No necesitamos a Dios”

José Saramago estaba en Brasil en plena promoción de su último libro, El viaje del Elefante, cuando en la rueda de prensa le interpelaron por si la enfermedad recientemente pasada, y que retrasó la redacción del nuevo texto que ahora presenta, cambió su concepción de Dios. “¿Por qué cambiar mi visión sobre Dios?”, cuestionó el reconocido escritor ateo. “No necesitamos a Dios”, continuó firme en sus convicciones ante un público eminentemente religioso. Además, el escritor aprovechó para criticar a la biblia, tildarla de “desastre” y argumentó que tiene “malos consejos”, relacionándolos con el incesto y la matanza. También tuvo palabras para la Iglesia, de la que dijo que “inventó el pecado” para “transformar a todos en eunucos”.

Adiós transexual

La palabra adiós se usa habitualmente para despedirse. Pero el adiós no es una palabra cerrada, impermeable a su intención. Sigue leyendo

Ayudas al desarrollo para la cúpula de Barceló

Hace unos días saltaba a la portada del ABC una noticia sobre lo que costaba la cúpula en la que trabaja Miquel Barceló. La obra está siendo realizada en Ginebra, en la sede que la ONU tiene en aquella localidad suiza. Hasta aquí todo bien. El periódico conservador comenzaba a tirar del hilo de lo que costaba tal obra, de una magnitud más que importante, y ascendía a más de diez millones. Ahora ya van 20 y además ha salido a la luz que se han destinado 500.000 euros que estaban previstos para Ayudas al Desarrollo del Gobierno de España. También aseguran que no se ha computado como Ayuda Oficial al Desarrollo. Vaya gracia. Sigue leyendo

Programa del Womad en Las Palmas de Gran Canaria

Curioso por ver exactamente las localizaciones y horarios del womad en Las Palmas de Gran Canaria este año, lo escribo en el buscador de google. “Programa del womad en Las Palmas de Gran Canaria 2008”. No veo una solución clara y recurro a los medios de comunicación, que en este caso, no siempre ocurre con los festivales de música, al menos en su edición online, cumplen con la función social atribuida de informar. Le robo a La Provincia el programa bien explicadito y diferenciado. Aquí lo pueden consultar.

Portada del día: La capillla de Barceló

La capilla de Barceló

Sigue apareciendo Obama en muchas portadas españolas, en esta ocasión saliendo del gimnasio. No es un chiste. La foto que ilustra la imagen de portada de varios diarios en el día de hoy es la del nuevo presidente de los Estados Unidos a la salida de su habitual y diaria visita al gimnasio. Así, con una pierna levantada. Más de uno ha aprovechado para titular: “Obama da los primeros pasos para la transición”. Perfecto, oiga, pero es que para la misma quedan dos meses largos, así que a otra cosa. Me voy, hoy, a la de ABC. Refleja la capilla que ha hecho Miquel Barceló para el efidifico de la ONU en Ginebra. Parece espectacular. Hay polémica porque en principio se la encargaron para 700 metros y al final la capilla tiene 1.400. Según el diario conservador su precio asciende a 11 millones de euros. Preguntado Moratinos al respecto, el muy hipócrita, dijo que “el arte no tiene precio”. Ahora que le conviene, porque a otras cuestiones más humanas y más necesarias, bien que le pone precio.

‘Asinosvá’ de Morgan, en Canarias7

Portada del libro de MorganEl humorista gráfico Morgan presentará hoy, en la nueva y remozada sede del Canarias7, su libro Asinosvá. Les puedo decir que la cita es a las 8 de la noche, pero recomiendo que se informen más con Esther Pérez, en su Atarecos, que lo explica con más sentimiento y lujo de detalles.

Le he robado de su blog la portada del libro, espero que no le importe, para que vayan abriendo boca.

Lila Downs, en Gran Canaria: Impresionante

Es cierto que iba receptivo al concierto de la mexicana Lila Downs en el Auditorio de Gran Canaria. Es cierto que no soy nadie para hacer una crítica de Lila Downs, ni lo pretendo. Sólo quiero expresar mi entusiasmo al ver, por primera vez, una talento tal sobre el escenario. Downs consiguió poner al Auditorio Alfredo Krauss, con un aforo casi lleno, a sus pies, arrancando aplausos sólo con su voz. La banda sonaba a uno. Conjunción, en el aspecto astral de la palabra, absoluta cuando sonaban y calma posterior. Silencio sepulcral roto a brochazos de aplausos animados. Rancheras seguidas de canciones con cierto olor a Balcanes, a Kusturica me atrevería a decir. Lila Downs, con su terrible voz, pasó por Gran Canaria como un ciclón, hecha una fiera, como siempre, dicen los entendidos, dejando un excelente sabor de boca. “Impresionante”, era el comentario generalizado a la salida.


Lo que cuestan los premios Max a Gran Canaria

Aún recuerdo aquel pleno del Cabildo, en el que a petición del grupo popular, se intentaba reprobar a Luz Caballero. Entre Larry Álvarez y Christian Santana pusieron a la consejera de Cultura a puntito, rebatiendo esta con acciones futuras, promesas por cumplir y un par de golpes de efecto que no iban a saciar la sed de sangre del PP. Sí, sin embargo, la de su grupo de gobierno. El presidente, José Miguel Pérez y Carmelo Ramírez, de Nueva Canarias, salieron al trote para golpear a base de crítica de la anterior gestión y no defensa de la actual.

Ahora, Canarias7, en su sección de opinión Que se sepa, saca a relucir el precio que tiene uno de aquellos golpes de efecto: Traer a Gran Canaria los premios Max. En una rueda de prensa posterior a aquel pleno de reprobación, Caballero citó a unos pocos periodistas en una sala adjunta a la de plenos y allí confirmó que estaba a punto de cerrar la negociación, que se sabría después del verano. Lo hizo público la pasada semana y hoy sale el monto que costará.

Es mucho o es poco, depende del prisma con el que se mire. En el momento actual, sin duda, parece un derroche 400.000 euros, pero para decidirlo están los gestores de Cultura y del Cabildo.