La portada del día: La crisis del exceso o el exceso de crisis

Voy a recuperar el hábito de bucear y buscar la mejor portada del día. Sigue leyendo

Anuncios

Generar la pobreza y repartir las migajas

En 1996 se conformó la Fesbal, que es la federación española de Bancos de Alimentos, una asociación de organizaciones sin ánimo de lucro que se dedica a repartir la comida que sobra en los supermercados y que está sujeta a la ley sanitaria. Además, esta federación dota de recursos a los distintos bancos de alimentos en España. Esta semana, trece años después, ha tenido esa ocurrencia el Gobierno de Canarias, seguramente con matices, pero calcando la idea. Sigue leyendo

La crisis de los burgueses

Hay días en los que el mundo se hace grande y uno, a su lado, va empequeñeciendo lentamente. Mientras cae la tarde, más grande es el mundo, más estrechas las miras, más desproporcionada la diferencia. Entonces, no ves salida aparente y todo parece lejano. En esos días, quieres acostarte, apretar la almohada, cerrar los ojos con fuerza y no volverlos a abrir hasta el día siguiente, para ver si se han recuperado las proporciones iniciales. Al día siguiente no pasó nada. Sigue leyendo

La portada del día: Botín en Público

Con el botin en las manos

Con el botín en las manos

Público ha tenido el valor de llevar la foto de Botín y el logo del Santander a la portada del periódico. Una portada poco amable, digamos, con el banquero más popular de España. Sinónimo de publicidad, sinónimo de dinero. Sinónimo de sustento. Lo cierto es que Botín, después de anunciar beneficios, dijo que no se pueden dar créditos a personas que no pueden devolverlo y esto es cierto. Las reglas así lo dicen. Lo que no puede ser es que durante años se dieran créditos con tanta facilidad y ahora, cuando hace falta para cuestiones más necesarias, cierren el grifo porque no les fue bien. Imagino que en mente de empresario está todo en orden, pero algo así no encaja. Las ganancias siguen arriba, no tan millonarias como antes pero casi 9.000 millones de euros no están nada mal. No pueden empatar ni el partido de repesca.

“Tras alardear de los 8876 millones (de euros, ahí es nada) que ganó su banco en 2008, el presidente del Santander (lo ponen en negrita para que quede bien clarito) considera una irresponsabilidad prestar dinero a quién no puede devolverlo”. Este es el sumario de portada que dedican a la noticia de Botín.

El País y El Mundo minimizan la noticia, evitan la imagen y siguen enredados en su trama psicópata de partidos políticos de Madrid que les interesa a ellos y pocos más. El ABC casi lo logra. Lleva la noticia a portada, a cuatro columnas, pero evita poner la foto del banquero, que por cierto hizo, otra vez, botín el año pasado. Disculpen la broma fácil y de poco gusto, pero si no lo digo reviento.

Epílogo del 2008: 2. En medio de la estafa de La Gaceta de Canarias

Parte 2.

2008 se va. Se fue. Se está yendo. Y aunque la estafa sea en salsa y elaborada en cocinas privadas no exentas de medios de comunicación, es real. Existe y ha dejado a mucha gente en la calle. Entre ellas, yo. Y muchos amigos, algunos compañeros y otros que no lo son. Me advirtieron y dijeron que sólo duraría cuatro meses, pero que más da, todo al carajo, fueron cuatro meses intensos, intensivos, interesantes e importantes. Me advirtieron y dijeron que hacer nacer un medio nuevo no era fácil y tenían razón. Muchos de los que lo decían nunca lo habían intentado, pero tenían razón. Prefería arriesgar a la estabilidad, es lo que hay. Hay riesgo, hay tensión, hay inestabilidad y hubo un revolcón. Peché decía que los revolcones le ayudan a saber que estaba viva y con 25 años sentirme muerto no era lo que quería. Un margullo y a seguir nadando, que el océano es grande. Tragué algo de agua salada, pero nada que me ahogue. Aunque, por momentos, estuve angustiado nadando hacia una superficie que no encontraba. Menos mal que ahí estaban los compañeros de naufragio, a los que me pude agarrar,  salir todos a flote y arrimarnos a una orilla de solidaridad y compañerismo en la que el dinero no era lo más importante. Sin amarres me quedé y en libertad pude navegar, por lo que ahora, lejos y con algo de perspectiva, reconozco que no fue un crucero de lujo, sino una aventura de piratas en la que los ladrones se llevaron el botín y a algún rehén traidor, pero no nuestra alma que es lo que nos quedará para siempre. El dinero va y viene, la credibilidad y la amistad solo tiene un puerto y un atraque: la verdad.

La portada del día: España y Coca-Cola

La Coca-Cola todo lo puede

No soy amigo de las comparaciones entre transnacionales y estados, como que Hewlett Packard invierte más en I+D que España y demás. Cifras que espantan y dan cuenta de que el mundo está dividido en empresas que presionan a los estados. Sólo que los ciudadanos no votan a las empresas, sino a los representante de los estados, pensando que defenderán sus intereses, equivocándose, en mi opinión, en la mayoría de los casos, pues quienes crean las crisis, acaban las guerras y deciden cuando se cambia de etapa, son al fin y al cabo las empresas, ya sean editoriales, bancos o de armamentos. Dicho esto y habiéndome quedado a gusto, destaco una portada por lo inusual de la misma. La de El Economista. Destaca que Coca-Cola tiene más solvencia que España. Y la verdad es que no me extraña, pero es resultona.