Plumas de ganso para combatir el frío

Los gansos y el frio

Los gansos y el frío

¿Le gusta los edredones nórdicos?, No deje de leer esto. Sigue leyendo

Anuncios

¿Será la asuencia de Zapatero la venganza final?

Hace unos años, cuando José Luis Rodríguez Zapatero accedió a la presidencia del Gobierno, el Ejecutivo socialista decidió retirar las tropas de la guerra de Irak. Zapatero había defendido la ilegalidad de esa sangrienta batalla. No lo recuerdo con exactitud, pero creo que fue de las primeras decisiones que tomó como presidente. Además, era el legado de Aznar, que quería comenzar a borrar inmediatamente. Sigue leyendo

Orden internacional en el Planeta Tierra

Reviso algunas lecturas y vídeos que tenía por ahí almacenadas y otras de nueva adquisición por aquello de la crisis. Releo que se escribía, lo que se pensaba en otras situaciones de tensión mundial generada por elementos externos a la propia voluntad de los ciudadanos. Una de las conclusiones que se puede extraer de la opinión de los expertos, que no políticos, es subrayar que se ha caído en la ingenuidad de pensar que existía un cierto orden internacional. Pensar que existía un orden internacional bajo la manta de la ONU ha sido una de las mentiras más sutilmente contada de la historia contemporánea. Estados Unidos, uno de los precursores de la piadosa mentira, ha sido el encargado de dilapidarla, pues era evidente que su importancia no se respetaba bajo ningún concepto. Está obsoleta y un cambio de estructura no sería suficiente, debe nacer otra organización que comulgue con el sentir de todos los países, no de unos pocos impositores. Pero para eso hace falta un líder, una voz clara, concisa, conceptos como mundo, nación o patria deben ser sustituido por Planeta Tierra, que es el único que importa. En ese Planeta, se entenderá, pues, que el orden internacional tiene una función, que es garantizar la igualdad de los seres humanos que lo pueblan, pero por encima de todo del propio Planeta, que es nuestra única casa.

De la misma forma que se cayó en la ingenuidad expresada con anterioridad, se cayó en otra, quizás peor, y es que ya puestos a creer en el orden internacional actual, este no respeta las soberanías de los países, sino que se basa en los intereses de aquellos que lo sustentan. Aquí se acaba el juego. No estoy de acuerdo, fuera, a la cuneta. Que pase el próximo. Y así, desde Guatemala hasta Indonesia, pasando por Polonia o cualquier otro país masacrado por la escuela de Chicago y el neoliberalismo salvaje que han acabado exigiendo, a cambio de demostrar, empíricamente, que su proyecto no era sostenible para el planeta tierra. Esta es la única patria, la única nación, el único mundo que debemos defender.

Perestelo y sus declaraciones acerca de la hija de Isaías Carrasco

Empieza con mal pie José Luis Perestelo la nueva legislatura. De hecho, no podía empezar peor. Leo en La Voz de Lanzarote el siguiente texto relacionado con el recién elegido diputado por CC:

“[Perestelo] ha considerado que el discurso que leyó la hija de Isaías Carrasco, el ex concejal socialista asesinado por ETA, tras el atentado no es “acorde a lo que se requiere en una jornada de reflexión”.

Evidentemente no es acorde a una jornada de reflexión, es acorde al día después de la muerte de su padre, sólo faltaba que un político de tercera fila le dijera lo que puede decir y lo que no a alguien que ha perdido a su figura paternal el día anterior a manos de ETA. Eso es así. Usted opine sobre el desastre de CC, sobre las huelgas de sanidad y educación en Canarias, la comunidad que representa en las Cortes, sobre si La Palma es o no es punto fronterizo de la Unión Europea, pelee por conseguir más dinero para su Comunidad Autónoma, pero sobre el discurso de Sandra, la hija del último asesinado por ETA, igual tiene que tragarse las palabras, al menos por respeto.

Peligro en la Unión Europea

La Unión Europea no pasa por su mejor momento, o al menos por el que más cohesión tienen los países que la integran. Especialmente dos de los más imporntantes y de los que más dinero aportan al fondo común. Una disputa que puede parecer lejana pero que afecta nuestro día a día casi más que los banales discursos de la campaña electoral casera. Quizás el arrollador ritmo de la campaña electoral esté eclipsando la “crisis de pareja”, que genialmente titula hoy El País a uno de sus editoriales. Un buen futuro presidente del Gobierno debería tener la capacidad de cohesionar Europa, un elemento vital para seguir andando en el “mundo global” del que tanto hablan. Un pequeño extracto:

“La nómina de discrepancias es importante. Va desde la energía nuclear hasta la independencia del Banco Central Europeo, que París intenta acomodar a sus intereses para escándalo de Berlín. Pero es sin duda el plan de Unión Mediterránea de Sarkozy, alumbrado ya en su discurso de victoria electoral, en mayo, el que más ronchas produce en Alemania, además de suspicacias en otros Estados europeos. Al margen de si el proyecto para que los países ribereños hablen de igual a igual sobre temas presuntamente no ideológicos en un nuevo foro desemboca o no en algo consistente -existe ya el llamado Proceso de Barcelona-, Berlín interpreta que Sarkozy pretende excluir a Alemania, amparándose en la geografía, de la discusión de asuntos europeos por los que se siente directamente concernido. Esta atmósfera enrarecida tendría menos importancia si no amenazara devaluar la presidencia francesa de la Unión, que comienza en cuatro meses y llega en un momento clave”.