La Foto: Bethencourt, Madonna y Kirchner

El trio la la la

Me encontré esta foto. Irrepetible instantánea. Kirchner, Bethencourt y Madonna. Tres poses, tres mujeres. La sonrisa de Kirchner enseña los dientes. Es más artificial. El cuello estirado como un pavo real. Madonna sonríe cariñosamente, queriendo dar consuelo. Bethencourt sonríe afectivamente, sincera. La Kirchner lleva el pelo suelto. Es la anfitriona de tan galante acogida. Le dio tiempo a preparse. Madonna lleva tirabuzones interminables en su impecable melena rubia. Bethencourt lo lleva recogido, no está para peluquerías ni tirabuzones.

Detrás de la Kirchner hay un cuadro, opulencia, artificialidad, realidad pintada al óleo para maquillar. Detrás de Madonna la ventana, el mundo abierto por montera. Alfombra roja y muchas luces. Detrás de Bethencourt no se sabe. En ese oscuro pasado tiene que haber muchas desgracias e imágenes imborrables que deseó no haber vivido nunca.

Habla Bethencourt y las demás escuchan. Probablemente tengan más que contar, pero importa más lo humano que la gestión o el espectáculo. De una se dijo que sucedía a Evita Perón, otra la encarnó para el cine y Bethencourt ahora mismo es la bandera de la libertad. Kirchner se pasea por los países de mesa en mesa presidencial, acudiendo a opulentas cenas para hablar de las miserias y como arreglarlas., enfrascada en su burbuja de la política. Madonna se pasea por los países visitando hoteles y escenarios, viendo sonreir a los fans y enfrascada en su burbuja de la fama. Bethencourt se pasea por los países, hablando con presidentes y con niños, recibiendo algún reconociento internacional y enfrascada en su burbuja del secuestro. Tres burbujas en una foto. Tres vidas tan diferentes. Tres vidas tan similares. Burbujas, banderas y libertad.

Anuncios

La Foto: El Congo llora como el niño grande que siempre fue

AP para El Pais

El Congo. La República Democrática del Congo. En el corazón de África. El Congo está otra vez en guerra esperando a que alguien la mire y no por sus intereses. Esperando a que alguien se acerque con rapidez, como si tuvieran petróleo, para salvar la existencia de cientos de miles de personas cuyas almas vagan de un lado a otro pensando que llegarán a algún lugar que aún no han encontrado. Que llegarán al sitio ansiado que no encuentran en el que la paz no solo exista, sino que sea real. La colonización belga ha dejado una cicatriz tan importante en este país, que más de 40 años después de su independencia sigue mirando a las nubes. Los últimos cuatro años de tensa calma (entre 2003 y 2007) no han apaciguado las ansias de quienes financian las guerras que matan, las guerras que extraen materias primas, las guerras que no esperan. El Congo vuelve a llorar en medio de África como el niño grande que siempre fue.

La Foto: Obama en cholas

Rara vez se puede ver a un candidato a la presidencia de los Estados Unidos de América, o casi de cualquier lugar, en cholas. Mucho menos en camapaña electoral. Pues ahí está Barack Obama, incumpliendo el protocolo y mostrándose con una naturalidad que asusta. Fue capturada durante su visita a Hawai, para ver a su abuela que pasaba graves problemas de salud.

La Foto: Subirse al carro de la Justicia

J. Pérez Curbelo es el autor de la fotografía. Es un reportero gráfico del diario Canarias7, que en su edición dominical publica unas fotos que a la par son reveladoras y definen la situación actual de la Justicia. Elaborado por Antonio F. de La Gándara, y es la segunda vez que lo nombro en menos de una semana, el reportaje evidencia las dificultades logísticas del funcionariado de Justicia.

La Foto: Mayores apuntalados en Santa Cruz de Tenerife

El Día muestra hoy una imagen del abandono. El reportaje lo firma el periodista Óscar Martín. Muestran una residencia de mayores en la capital chicharrera apuntalada, en sus sótanos, justo debajo del lugar en el que viven unos 20 ancianos.

Comienza así:

Es el centro de mayores Santa Gema. Está ubicado en Villa Ascensión, en la calle Juan García Álvarez, número 29, de la capital tinerfeña. Se trata de un edificio de cuatro plantas, incluidos los bajos, donde conviven cerca de una veintena de ancianos y en principio en unas condiciones normales. Pero tanto en el sótano como en el subsótano se esconde un panorama que podría poner en serio peligro la vida de sus residentes. La estructura del centro de mayores depende de un apuntalamiento. Y las habitaciones y otras dependencias están justamente en la planta superior.

Imagen publicada por el periódico El Día

La Foto: La lengua de McCain

Hace poco más de 36 horas que concluyó el último debate entre Obama y McCain. Lo vi y presencié la retahíla de argumentos y falacias que vertieron por sus boquitas. Pero, válgame la tecnología, que al ojo humano se le escapan detalles, momentos, instantáneas que sólo un reportero gráfico con un tele es capaz de captar. Fotogramas de la escena, quizás inadvertidos para los espectadores, pero existentes. Me refiero a esta fotografía:

La verdad es que es desafortunada, y desafortunadamente, también, para los republicanos muestra lo que fue el debate. Mientras Obama caminaba con paso firme erguido, mostrando argumentos, con las ideas asentadas, sin tambalearse ni un ápice de su convincente mirada, McCain tuerce el gesto. Los brazos y sus limitaciones. Los dedos y como los estira. Va a la caza de Obama pero no llega. Se arruga. Saca la lengua, está exhausto. ¡Vaya lengua mr McCain!. Está seca, cansada, la lengua digo, de decir barbaridades y no acercarse a Obama.

Barack Obama, a todo esto, delante de él, en los sondeos, en autoestima, en sentirse presidente, en apoyos populares y en la fotografía, camina firme hacia la Presidencia. Sólo un disparo, como se ha sugerido en algunos encuentros republicanos, lo impediría.

A Obama se le ve su pin, el anillo de boda, la corbata elegante roja. A McCain, ni el pin representativo, ni el anillo, ni la corbata y además el desafortunado gesto que se ha comentado. Desgraciada la foto, agraciados los demócratas.

La Foto: Incendio en Los Ángeles retratado por The Guardian

Esta imagen la captura el periódico The Guardian y la lleva hasta la portada. Impresionante documento…

Incenido en Los Ángeles y espantada posterior.

Incenido en Los Ángeles y espantada posterior.