La portada del día: La generación insaciable

Después de pasar unos pocos apuros, tragos intragables y partidos para borrar, la generación insaciable despertó de su letargo y apabulló en el Eurobasket de Polonia. Demostró lo que los seguidores del baloncesto sabían: Sólo hay un rival en estos momentos y está al otro lado del charco (Atlántico). La mayoría de los periódicos de tirada nacional, deportivos y no tan deportivos, han llevado a su portada la imagen de los campeones de europa, del mundo y subcampeones olímpicos. En esta ocasión por la última presea conseguida. La de oro en Polonia.

Por ello, por la originalidad de la imagen con respecto a los demás y, porque meses después (y después de haberse publicado en multitud de medios), el Abc se ha hecho eco del negocio de la Gripe A traemos a esta reinaugurada sección la portada del periódico monárquico por excelencia.

abc.750

La portada del día: Epidemia de pérdidas

Metidos en gripes varias Sigue leyendo

La portada del día: La boda de Blanco y Aguirre

Ante la escasez de portadas que me llamen la atención, he decidido hacer un álbum fotográfico de la boda, que digo boda, digamos bodorrio a cuenta del Estado, entre José Blanco y Esperanza Aguirre Sigue leyendo

La Portada del Día: Fotos para el frenesí

La Vanguardia de Barcelona ofrece hoy Sigue leyendo

La portada del día: Fujimori condenado

Nos vamos a Perú. Sigue leyendo

La portada del día: El calvario de Abruzzo

Dado que el foco de la noticia, y de la desgracia, se trasladó ayer a la inestable Italia Sigue leyendo

La portada del día: España y Coca-Cola

La Coca-Cola todo lo puede

No soy amigo de las comparaciones entre transnacionales y estados, como que Hewlett Packard invierte más en I+D que España y demás. Cifras que espantan y dan cuenta de que el mundo está dividido en empresas que presionan a los estados. Sólo que los ciudadanos no votan a las empresas, sino a los representante de los estados, pensando que defenderán sus intereses, equivocándose, en mi opinión, en la mayoría de los casos, pues quienes crean las crisis, acaban las guerras y deciden cuando se cambia de etapa, son al fin y al cabo las empresas, ya sean editoriales, bancos o de armamentos. Dicho esto y habiéndome quedado a gusto, destaco una portada por lo inusual de la misma. La de El Economista. Destaca que Coca-Cola tiene más solvencia que España. Y la verdad es que no me extraña, pero es resultona.

La portada del día: Las caras del euro y el ladrillo

Las caras del ladrillo

Otra vez Público. Quizás peco de excesivo, pero es que, para mi gusto, están haciendo un buen trabajo con las portadas y los temas que las dominan. También con el color, con el innovador estilo y con la valentía que a otros, afincados y acomodados en la tierra de la jet, han perdido. En el día de hoy sacan las caras del ladrillo. Las caras de los que están en crisis pero siguen ganando millones y millones de euros. Y no es cosa floja, ahí están Florentino Pérez, Esther Koplowitz o Luis del Rivero, presidente de Sacyr y personaje de novela en las últimas semanas por su venta de humo a los rusos.

La portada del día: La fábrica del mundo

Portada de Público

Hasta en la parte de atrás del mundo, en la fábrica, la archipronunciada crisis está haciendo mella. Eso es lo que retrata en la buena portada que lleva hoy el diario Público. Llaman a China ‘La fábrica del Mundo’ y anuncia que se queda en paro. Las empresas han comenzado a plegar velas y ahorrar costos. Claro, que si cerrar en China es ahorrar costos, imaginemos cerrar en países donde el trabajo de la mano de obra se paga como se debe. En la década de los noventa, y algo antes, se comenzaron a construir en China núcleos residenciales asombrosos alrededor de ciudades-fábricas, que mucho me temo que en algún caso en el futuro serán fantasmas. Una reciente campaña de Nike, asociado con China fervientemente desde hace décadas y no precisamente por aquellos lares, tiene como lema que Impossible is nothing y aunque parecía imposible, a China le llegó la hora.

La portada del día: La Voz de Cádiz

La Voz de Cádiz

Ayer fue un día largo en el que estuve más tiempo fuera que dentro. Por la noche, cuando llegué, después de una plácida cena social, con alguna copa de vino encima, no me atreví a encender el ordenador para revisar un poco que había pasado en el mundo. “Mañana lo hago”, pense. Resulta que hoy, café en mano, comienzo el habitual repaso a la prensa nacional y me encuentro con titulares a un tamaño considerable anunciando rebajas del tipo de interés hasta el 2,5%. Trichet estará contento, después de tanto suplicio para mantenerlo, al final se ha comido 0,75% de una vez. Entonces, al mirar, sólo encontre esas dos magníficas cantidades, sin atisbar de un vistazo que solución aportaría a la sociedad, a las familias, a las empresas, a las personas. Hasta que llegué a La Voz de Cádiz, que tiene una portada diferente, algo arriesgada y que ni siquiera se si me gusta o no, pero lo que no se le puede negar es que es la más informativa del día.

La portada del día: Los pistoleros de ETA

Ayer viví desde la distancia el último asesinato de ETA y hoy, cuando me despierto en estas latitudes, a eso de las doce de España, analizo el tratamiento que se le da en la prensa escrita y online al suceso. La mayoría de periódicos abren con un titular que comienza con “ETA asesina” o “ETA mata”. Hay varias excepciones, pero me ha llamado la atención la portada de El País que titula “Pistoleros de ETA”. A priori, debería ser lo mismo ETA que pistoleros de ETA, pero dada la situación actual, y quizás es una vuelta de tuerca innecesaria por mi parte pero así lo leo, el diario intente mostrar la debilidad de la organización terrorista. No siendo ETA, sino algunos de sus pistoleros los que cometieron el asesinato. Solamente el diario Información de Alicante abre con algo similar, añadiendo “Dos etarras matan”. Sorprende, también, que ninguno de los diarios canarios que he mirado haya llevado al titular que manda en la portada la barbaridad de la organización terrorista, centrándose en el urbanismo de Arona, los precios que exige Tui o el video de Soria, entre otras cuestiones.

La Portada del día: 3 millones de parados, 1 millón sin ninguna prestación

Portada de El Periódico

Los titulares del día se revuelcan en la pésima cifra y el deterioro de la masa muscular laboral española. Casi tres millones y Solbes se resigna, podría ser una oración que resuma los titulares de la prensa española. Pero, El Periódico aporta otro dato que quizás es más interesante. De los casi tres millones de parados, hay un millón que no cobra ninguna prestación. 0 euros. Nada. El vacío. Ese millón es el riesgo de la crisis, los que ya han salido del “seguro de desempleo”.

La portada del día: El pago por las bolsas de plástico divide al Govern

El periódico sigue tocando el tema de las bolsas de plástico

Cataluña trata desde hace algunas semanas un tema que me interesa. Tratan los políticos de articular medidas para reducir el salvaje consumo de las bolsas de plástico. La verdad es que es una lástima que este debate sólo se produzca en Cataluña y no se extrapole al resto del Estado, pues sería una cuestión prioritaria para la reordenación de residuos. A saber, prácticamente la totalidad de los españoles consumen bolsas de plástico sin control, en los supermercados, sobre todo. En Cataluña se estudia el pago de las mismas, pero como casi siempre, ICV es el único partido que respalda la iniciativa sin reparos. Los demás, como casi siempre, divagando sus pros y contras, sopesando los puestos de empleo de los fabricantes de bolsas y otras bainas que no mejorarán el medio ambiente y la cultura del reciclaje, que es bien para todos y no sólo para unos pocos. Por esto, y por la foto de Venecia bajo el mar, la portada del día es la de El Periódico de Cataluña.

La portada del día: El Gobierno cede ante la presión de los turistas en Tailandia y envía aviones

La Razón y su portadaLa Razón y su portada. No hay en el día ninguna primera página que me llame especialmente la atención y para evitar caer en cualquier tentación de noticia “de segunda” que me atraiga, hago una recolección de primeras impresiones y cierto es que la portada de La Razón me chirrió. Resulta que el Gobierno de España enviará aviones militares a Tailandia para sacar de allí a los turistas “presos” de la situación política del país. Esa es la noticia, ahora la interpretación. La Razón interpreta que “el gobierno cede”. Organiza tres sumarios, en el lateral de la foto de portada dedicada al tema, en los que divide sus puñales. El primero: El culpable. Zapatero “ha coordinado personalmente” la repatriación, dice. A poco que se lo propongan, lo culpan de la situación de inestabilidad atemporal existente en Tailandia. El cómo: Vuelos militares. España “es el único país occidental” que ha enviado aviones militares para sacar a sus turistas del país. ¿Qué tipo de clasificación es occidental?. Por que no dicen, por ejemplo, España es el único país de habla hispana que ha enviado aviones. O, quizás, España es el único país dividido en comunidades autónomas que ha enviado aviones. Interpretaciones del portadista, nada más. El tercer sumario: Análisis. Lo titulan “Tensión en Bangkok”, pero comienza diciendo “la tranquilidad reina en la mayor parte de la capital”. Soberbio trabajo.

La portada del día: “Era como estar en una guerra pero sin armas para defendernos”

Portada de Público

Días después de que un grupo de españoles, ¡viva el ombliguismo, allí se queden los indios!, saliera ileso de la cadena de atentados que sacudió Bombay y otro lo esté intentando hacer con ayudas diplomáticas de primer orden, Público lanza una portada hoy que me gustaría destacar por varias cuestiones. Antes que nada, explicar que entiendo la pasión por la información referente a los ciudadanos españoles que han pasado el caos indio, pero quizás eche en falta titulares más globales en las ediciones impresas y no tan cercanos al morbo y la experiencia retratada. Más análisis, más titulares razonados en base al origen del conflicto. Al margen, la portada de Público lleva un titular inquietante. El presidente de los empresarios madrileños, Arturo Fernández, dice que “era como estar en una guerra pero sin armas para defendernos”. Y si la tuviera, ¿dispararía?. Cierto es que en momentos de tensión como el que vivieron, nunca se sabe, pero el simple hecho de pensarlo es inquietante y más que a asentir con la cabeza y compartir su reflexión, me ha hecho pensar en la virulencia del comentario y la violencia que genera la violencia.