Anfitrión y difusor

Haciendo un repaso a la prensa nacional e internacional, caigo en la cuenta de que en España se ha magnificado la cumbre del G-20 de Washington. O al menos más que la teoría que de allí saliese, producía cierto morbo la foto del presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, con los principales líderes mundiales y con especial enfasis con George W. Bush, el presidente saliente de los Estados Unidos al que Zapatero le retiró las tropas de Irak. Más que fuertes consecuencias aquello tuvo calidad de un golpe moral que ha marcado las relaciones bilaterales de los dos países en los úlltimos años.

Por ejemplo, la portada de The New York Times es muy ilustrativa al respecto. Ellos, que no esperaban fotos, se han quedado con la teoría y la foto se la dedican a un problema real. Se llevan las conclusiones de la reunión a una esquina de la portada y el Congo y su sangría ocupan la parte fotográfica de la cuestión.
Portada de New York Times

Anuncios