El PP, patas arriba

Apagué el ordenador el viernes por la tarde y lo vine a encender el lunes por la mañana. En ese tiempo, apenas 72 horas mal contadas, el PP estaba patas arriba. Dejé el viernes a un Partido Popular desquiciado por la trama de espionaje en Madrid y me encontré a otro que está sumido en una trama de corrupción, en el que cualquiera manda a callar al presidente del partido y a la zorra vigila al gallinero, como dijo Tomás Gómez ayer.

Toda la tropa. No son todos los que están ni están todos los que son

Toda la tropa. No son todos los que están ni están todos los que son

Sigue leyendo

La portada del día: Zapatero vetó a Lukoil en 2006

Portada de El Mundo

Casimiro García Abadillo firma una gran investigación que el diaro El Mundo lleva a portada. En cuatro sumarios, el periódico explica las líneas maestras de la documentación, exponiendo cuales fueron las claves para que finalmente fuese Sacyr la compradora. También muestra, según los datos recogidos por el periodista, la aparición de Aznar en la operación y las preferencias de Zapatero, que mostraba el jefe de la oficina económica de Moncloa, Miguel Sebastián. Libre mercado, sí, pero aconsejado por los políticos. Estos son los mismos que hablan casi con odio del proteccionismo y hacen una oda continua al liberalismo, excepto, claro está para ellos, cuando se habla de empresas que pueden hacer temblar la economía nacional. No son empresas nacionalizadas, pero si intencionadamente dirigidas desde altares que tienen que ver más con la política que con la propia economía.

Aznar: “Bush nos ha trazado la vía a seguir”

José María Aznar no da pie con bola. O las da todas. Una cosa sí está clara, que es consecuente hasta el final. No cree en el cambio climático. Sigue apoyando a Bush y dice que “la historia hará justicia”. Ojalá la haga, juzgando al presidente de los Estados Unidos por los desfalcos económicos realizados a base de subcontrataciones impresentables y que están perfectamente documentada en decenas de libros. Dice también el ex presidente de la vergüenza que las causas de Bush “son nobles y justas”. Nobles para con las empresas amigas y justas con su forma de ver el mundo, obviando al resto de la humanidad.

Es cierto que a estas alturas de la película es muy fácil subirse al barco de Obama, como hizo Rajoy esta semana añadiendo que “tiene determinación”, pero lo que es harto complicado es subirse al barco de Bush. Al que sus propios marineros, que mandaban más que él, han dejado sólo. Aznar vuelve a demostrar que no puede vivir sin estar en la escena pública, pero con tanta chochez pronto pasarán por encima el rodillo del ridículo continuo al que se somete personalmente y al que somete al partido que representó.

Aznar y Al Gore

He visto esta mañana la portada de El Mundo y recoge la fotografía que adjunto debajo. Me ha venido a la cabeza, como a muchos, supongo, la fotografía clásica de Al Gore en una de sus múltiples conferencias. El rotativo de tirada nacional ha colocado a Aznar de esta guisa, con su planetita detrás y todo. No se si por hacerle un favor o para que todos nos riamos del ex presidente del Gobierno de España y sus sonadas declaraciones de ayer, que no entran ni con calzador. Imagino que con la primera intención, pero con consecuencias de la segunda. Juzguen ustedes:

Portada del día: Bush excluye a España de la cumbre financiera

Capacidad de resumen. Escojo la portada de El Ideal de Granada por su ejercicio de compilación. Aunque queda un pelín sobrecargada, logra endosar un titular bastante explicativo con un recurso gráfico de la tendencia de la bolsa, el rechazo de Bush con un recurso gráfico y dos siluetas de los protagonistas, el propio Bush, sonriendo, y Zapatero de espalda. Además, incluye a Aznar, alzándolo a protagonista del día por sus sonadas palabras contra la lucha por frenar el cambio climático. No es un día de mucha creatividad en las primeras páginas de los diarios nacionales. Interesante lo que muestra el Diario Sur, de Málaga, que recoge en su portada una fotografía, que empieza a dejar de ser novedosa, pero no por ello importante: Otro apalizado por defender a una mujer en una trifulca en su pareja.

¿Será la asuencia de Zapatero la venganza final?

Hace unos años, cuando José Luis Rodríguez Zapatero accedió a la presidencia del Gobierno, el Ejecutivo socialista decidió retirar las tropas de la guerra de Irak. Zapatero había defendido la ilegalidad de esa sangrienta batalla. No lo recuerdo con exactitud, pero creo que fue de las primeras decisiones que tomó como presidente. Además, era el legado de Aznar, que quería comenzar a borrar inmediatamente. Sigue leyendo