Entrevistando a hora española

Después de varios días de llamadas, idas y venidas, he conseguido pactar una entrevista con uno de los redactores de la Ley de Memoria Histórica. Perfecto, pienso.  Llevaba un par de días bucando a una buena fuente al respecto y nada mejor que de la que emana el agua. O la Ley, en este caso. Esperaba un trámite para concluir la hora y la persona indicada.

Después de un par de hora, llega la llamada. “Anote el número: XXXXX6, le atenderá a las nueve, hora de Madrid, luego tiene que tomar un avión y no podrá”. No es una fuente cercana, ni mucho menos, por lo que no puedo rechistar. “Ok, está hecho”, respondí. Un único inconveniente: A las nueve hora de madrid es a las tres de la mañana hora de Guayaquil. El madrugón merecerá la pena, seguramente, y la fuente es necesaria para el reportaje, pero son los inconvenientes de las entrevistas a la hora española cuando no estás en el país.

Anuncios

Entre lo feo y la cagada de Angels Barceló

¿Qué diferencia hay entre lo feo y la cagada? Ambos términos son grotescos y algo burdos, quizás, pero no se me ocurre otra calificación para, a pesar de ser más habitual de lo que parece, lo que ha hecho Cadena Ser con la entrevista “en exclusiva” a Abbas que anunciaban, sobre todo por el bombo que le dieron. El hecho ya lo recogen en la blogosfera varios compañeros periodistas, en especial Montserrat Boix. Esta periodista de RTVE era una de las dos personas que iban a acceder Mahmud Abbas, presidente de la Autoridad Palestina, en su visita a España. Cuenta Boix que había “alucinado en colores este viernes cuando he visto anunciada en la web de la Ser y en la web del programa de Angels Barceló la emisión de su entrevista en exclusiva“. Y cuenta por qué.

Dice la periodista del ente público que “el jueves por la noche” compartió con un redactor de internaciona de la Cadena Ser “intensos momentos en la puerta de la casa del embajador palestino en Madrid a la espera de que llegara el Presidente palestino de su audiencia con el Rey”. Asegura que se habían concedido dos entrevistas en España, una la hizo ella para TVE y otra la SER. La entrevista se emitió, precisamente, cambiando las preguntas y la voz del redactor por la de Barceló.

La entrevista la pueden escuchar aquí, en el blog de Borja Ventura, que titula su post “cómo ser una estrella a costa de un redactor”.

Boix concluye su alucinación, preguntándose si ¿Merece la pena para sobrevivir en el estrellato atribuirse el trabajo de otras personas como propio?”. Eso mismo digo yo.