La rentabilidad de la guerra de Irak

Los cuidadosos movimientos de ficha sobre el tablero del negocio internacional de la compraventa de armas tienen un estricto sentido comercial, que en muchas ocasiones se alejan del aparente sino político. Después de un periodo de calma en el que los países del Cercano Oriente ralentizaron la compra de armas, desde 2003 se ha vuelto a disparar.

Haciendo caja con las guerras

Haciendo caja con las guerras

La inacabada guerra de Irak, la hostilidad de Irán, las reivindicaciones de los kurdos, la guerra del Líbano o la eterna batalla entre palestinos e israelíes crean una inestabilidad galopante en la regi6n que fuerza la aparición del efecto dominó y propaga el contagia de la compra armamentística. Las cifras sobre el negocio legal de las armas aparecen en un documento elaborado por la ONU sobre la transferencia de armas convencionales a los países en desarrollo.

Estados Unidos vendió entre 1999 y 2003 el 6O,5% de su producción armamentística al Cercano Oriente, para en los tres anos siguientes aumentar hasta el 65,8%. Un rentable negocio que levanta las suspicacias de los analistas sobre los intereses bélicos del país norteamericano en la zona.

Reino Unido, gran aliado de Estados Unidos en la guerra de Irak, entre 1999 y 2003 exportó el 87,9% de sus armas al Cercano Oriente. La cifra es más sangrante en la postguerra, ya que entre 2003 y 2006, el Reino Unido vendió el 95,9% de las armas que produce en la regi6n donde apoyó una guerra que produciría la posterior desestabilización y reacción conjunta hacia la compra de armas.

El conflicto bélico y la posguerra han generado unas cuantiosas cifras en cuanto a los ingresos por la venta de armas. Desde 1999 hasta 2007 el saldo de Estados Unidos tan sólo obtenido con las armas en el Cercano Oriente alcanza los 38,5 billones de dólares. El Reino Unido ha obtenido 25,4 billones de dó1ares en ingresos provenientes de la industria armamentística. Francia, contraria a la citada guerra, también ha ganado dinero elevando la cantidad ingresada a los 13,2 billones de dólares. En frío y a primera vista, el pánico desatado en la zona habría revertido 76,1 billones de dólares únicamente contando las cifras ingresadas en armas por tres potencias occidentales en la zona.

Tony Blair

Tony Blair

El premio Nobel de Economia Joseph Stiglitz publicó en la Milken Institute Review un informe en el que estimó que la guerra de Irak habría costado al Gobierno americana unos dos billones de dólares. Otro estudio de dos economistas del American Interprise Intitute la cifraba en un billón de dó1ares. Unas cifras pírricas comparadas con la posteriormente ingresada.

Dada la situación y ligándola a momentos históricos como pueden ser el apoyo de los Chicago Boys en Chile o la Mafia Malaya de Indonesia, cabria destacar los intereses occidentales, y en particular estadounidenses, en mover las ramas que cobijan las economías emergentes.

Este artículo fue publicado por el autor de este blog en diciembre de 2007 en Canarias7.

Jerusalem Post: ¿Dónde están los muertos palestinos?

Vergüenza de Jerusalem

Vergüenza de Jerusalem

¿Es normal? No. Aunque el país esté en guerra, no por eso hay que omitir, ocultar, incluso engañar, si fuera necesario. Llevo revisando The Jerusalem Post desde que comenzó la matanza israelí en Palestina, a esta última intensiva me refiero, y no he encontrado una sola víctima palestina en los titulares. Eso sí, de vez en cuando hay algún IDF (Israel Defence Force) entre los killed, y es que solamente mueren ellos. Les falta poner “y según pudo saber este periódico los palestinos están de parranda y en su mayoría a favor de nuestra pacífica y saludable excursión a Gaza, que Hamas se ha empeñado en llamar invasión, que cosas las de los terroristas del tres al cuarto estos. Además, la comunidad internacioal, excepto Estados Unidos, han engañado a la ONU y pronto el mundo estará contra Israel. Debemos ser más patria que nunca.” O algo así.

Les muestro las últimas portadas. ¿De qué guerra habla este periódico?. Traduciré, como medianamente puedo y entiendo, los titulares con los que abre hoy el periódico. Queda a mi cargo algún error de interpretación, pero disfruten de un concepto totalmente distinto de lo que está ocurriendo. De la magia, nunca mejor dicho, del periodismo de chistera. Sin ningún tipo de vergüenza, ni sonrojo.

Titular de apertura: IDF crean en la “zona de seguridad” un lugar para prevenir los ataques con cohetes desde Gaza

A la izquierda, en una columna: Irán empuja a Hamas a rechazar la tregua

A la derecha: Bombardeada la casa de jefes militares de Hamas

Debajo, a la izquierda: Cerrado el objetivo de Gaza

Debajo, a la derecha: A pesar de los falsos emails, miles se manifiestan a favor de Israel en Londres

Debajo, más a la derecha: Regalan un DVD el viernes que se titula Despedida de Israel…La revolución del Islam

Con estos mimbres, hacen la cesta, que no secta, que también podría ser, que tienen. Si tienen un rato moléstense en echar un vistazo al resto de portadas de este diario, merece la pena, para ver una de las mayores vergüenzas de este mundo en el vivimos. Esto, seguro que no lo menciona David Navarro en su país de mierda. Engañarán a los israelís, a los que se dejen, pero el resto observamos sus más bajas, repugnantes y miserables vergüenzas.

De Congo o del Congo

Los dos periódicos de mayor tirada de España llevan a su portada hoy, en la foto, a la guerra del Congo. Sin embargo, El País titula “La Guerra de Congo amenaza con extenderse a toda la región” y El Mundo, por otra parte, “La Guerra del Congo se recrudece con la entrada de tropas de Angola“. Ahora bien, se escribe “de Congo” o “del Congo”, he ahí la cuestión.

La Foto: El Congo llora como el niño grande que siempre fue

AP para El Pais

El Congo. La República Democrática del Congo. En el corazón de África. El Congo está otra vez en guerra esperando a que alguien la mire y no por sus intereses. Esperando a que alguien se acerque con rapidez, como si tuvieran petróleo, para salvar la existencia de cientos de miles de personas cuyas almas vagan de un lado a otro pensando que llegarán a algún lugar que aún no han encontrado. Que llegarán al sitio ansiado que no encuentran en el que la paz no solo exista, sino que sea real. La colonización belga ha dejado una cicatriz tan importante en este país, que más de 40 años después de su independencia sigue mirando a las nubes. Los últimos cuatro años de tensa calma (entre 2003 y 2007) no han apaciguado las ansias de quienes financian las guerras que matan, las guerras que extraen materias primas, las guerras que no esperan. El Congo vuelve a llorar en medio de África como el niño grande que siempre fue.

La Viñeta: Carme Chacón y la guerra

Manel F. para Público

Manel F. ilustró ayer para Público esta viñeta. Las cosas son lo que son y por más que quieran que sea otra cosa, una guerra es una guerra, ya sea en Afganistán o Gibraltar. Cierto es que la labor que despliegan los soldados no es la de una campaña bélica, sino de “reconstrucción”, según dice, que no es más que una guerra no terminada. O sin terminar. O dejada a la mano de dios reconstruyéndose por soldados.

Transición en tiempos de guerra

El presidente Bush está yéndose de la Casa Blanca. Para ello, dice que hará “un esfuerzo sin precedentes” para dejar todo listo al presidente entrante, el personaje más mencionado de las últimas semanas: Barack Obama. No me extraña que, con su historial, subcontrate la mudanza. En unas declaraciones hechas a los empleados de la Casa Blanca, dice que “es la primera transición en tiempos de guerra en los últimos 40 años”. Cabría matizar que cualquier transición hecha bajo su mandato hubiera sido en “tiempos de guerra”, porque apenas estuvo nueves meses, aproximadamente, sin guerra. Llegó a la presidencia el 20 de enero de 2001 y el 11 de septiembre de ese mismo año, cuando derrumbaron las torres gemelas, comenzó la invasión a Afganistán, que empató como buenamente pudo, imponiendo decisiones personales y empresariales a las resoluciones de las Naciones Unidas, con la guerra de Irak. Si le dan un añito más hubiera apuntado las miras hacia otros países en Oriente, creo que ya tenía alguno en agenda. Transición en tiempos de guerra y esperemos que transición de la guerra a la paz.

El cese de Van Walsum: La razón y la coyuntura

La ONU ha decidido prescindir (o no renovar) de Peter Van Walsum como enviado especial para el Sáhara Occidental. Ya era hora. Una de las dos partes se encontraba muy a gusto con Van Walsum, Marruecos y especialmente su Rey, y la otra, el Polisario, no soportaba como el acercamiento de la ONU al reino alahuita había esquilmado cualquier intento de avance que favoreciera la autodeterminación del pueblo saharui.
El diplomático holandés no ha sido el enviado más agraciado, ni mucho menos. Ha favorecido las reuniones sin avances, sin presiones. Ha cedido y ha caido en la trampa marroquí, sin saber estar lejos del ojo del huracán. En su lectura política del conflicto saharaui existe una contradicción incomprensible pero real. Una contradicción que podría estimar cualquiera que conozca un poco la histórica mala descolonización. Van Walsum asegura que la postura del polisario no es realista, aunque confía en la legalidad que estos defienden.
Es decir, sin velos, el Polisario tiene razón pero la coyuntura internacional no es favorable para dársela. Él no apostó lo suficiente por la legalidad y se dejó seducir por la coyuntura. Así de claro.