Portada del día: Pateras en la costa, el drama número 13.000

Pateras en la costa; Drama número 13.000

Una patera con más de cien personas llegó ayer a las costas granadinadas, exactamente a Motril, municipio que ha visto llegar muchas vidas desesperadas en la última década. El drama de la inmigración no cesa. Al menos, los llegados ayer parecían y declaraban hacerlo en un estado de salud bueno y sin cuadros de hipotermia. Granada es una de las provincias, dentro de la Península, que ha visto llegar a más inmigrantes a sus costas. Contrasta la dramática situación de las personas que intentan llegar a España, arriesgando su vida, con la portada que destacábamos ayer en la que Galicia y el País Vasco polemizaban por unos inmigrantes llegados en guagua desde Euskadi a tierras gallegas. Se los quitan de encima como paquetes, descuidando que son personas. Sólo es eso. Ese pequeño detalle del que a veces se olvidan los que tienen que hacer las cuentas. Dos más dos son cuatro, sobra uno, en guagua para algún otro sitio. Y punto. Así no se pueden hacer las cosas. Insisto en que la verdadera crisis la sufren ellos, desde hace mucho tiempo y por esta se lucha muy poco y lo que se hace se hace muy lentamente, la ayuda necesaria es urgente, tanto como evitar todas y cada una de las vidas que se pierden en el tránsito.

Más sobre Inmigración:

Portada del día: Inmigrantes y el Prestige

Pateras: 20 años y 12.000 muertos

Restos humanos y el infierno consentido

La expulsión es la Ley

La casa de Corbacho

Anuncios

Portada del día: Inmigrantes y el Prestige

En un día escaso de ingenio gráfico en las portadas de los diarios españoles, he escogido a La Voz de Galicia. No lo hago por su arcaico diseño, digno de hace 20 años, sino por las dos noticias que lleva a portada. Por un lado el envio desde el País Vasco de inmigrantes hasta La Coruña. Por otro, una nota sobre los dos informes periciales sobre la necesidad de alejar el Prestige de las costas gallegas en el momento de su accidente. En cuanto a los inmigrantes, nada nuevo, el País Vasco no es la primera ni la última, si no véase Canarias, que trata a los inmigrantes como paquetes. En cuanto al Prestige, años después, aún siguen divididos ante la causa de una de las mayores catástrofes ecológicas de los últimos tiempos en España. Los informes periciales se contradicen.

La Voz de Galica