El mundo antes de Obama: Barack, un año después

Parece ser que se cumplen 100 días, que parecen años, de la llegada de Obama al poder. Sigue leyendo

Anuncios

El ‘Tratado de los días’

Mientras el tratado de los días se va firmando sin sede oficial, sin que deje de pasar el tiempo y los segundos corran su maratón particular, el mundo no para de rodar y dejar lágrimas, sangre, hambre y más injusticias ante las que poco/mucho podemos hacer. Metafísica para los justicieros sin herramientas o con ellas pero ignoradas. Mientras el tratado de los días nos atrapa en su vertiginosa velocidad, salirse de la furia y del ruido aporta una tranquilidad inquietante ante la que poco/mucho podemos hacer.

Mientras alguno lo firman con pajaritas y corbatas, tras micrófonos y atriles, lejos del pueblo por puro protocolo e importancia de los cargos, los dirigidos, súbditos o como nos quieran llamar, nos mantenemos en las trincheras de nuestros problemas individuales, ensimismados en dificultades personales, sin sentido de grupo que, de existir, acongojaría a los de las corbatas, micrófonos, corbatas, atriles y bolsillos largos.

Mientras el elixir del individualismo siga embriagando a las sociedades por imposición de los teóricos reaccionarios que confiaron en el éxito individual por encima del grupo, estamos perdido en un mar de indecisiones. El individualismo genera el éxito de uno o unos pocos. Si no miren al mundo.

Un asteroide en Sudán

Continuamos con noticias agradables, buenas, de estas que te animan a seguir viviendo. Esta noche caerá un asteroide, pequeño eso sí, en África, exactamente en Sudán. A no ser que, como esperan algunos astrónomos, se destruya por completo a su entrada en la atmósfera. Su difusión es óptima, pues apuntan también los científicios, los servicios de inteligencia no deben confundirlo con actividades militares. Esto es de locos.

La carta de Keynes

John Maynard Keynes, uno de los mejores economistas de todos los tiempos, escribió una carta a F.D. Roosevelt en 1933, cuando este era presidente de los Estados Unidos de América. La publicó en New York Times.

“Usted acaba de convertirse en fideicomisario de aquéllos que, en todos los países, tratan de arreglar los males de nuestra condición por medio del experimento razonado y dentro del marco del sistema social existente. Si fracasa, el cambio racional se verá gravemente perjudicado en todo el mundo y lo único que quedará será una batalla final entre la ortodoxia y la revolución”.

Ese es el campo de batalla en el que se encuentra el mundo 75 años después.