José Manuel Soria, al desnudo

En las penetrantes palabras de José Manuel Soria… Sigue leyendo

Un vistazo a la escuela

Decía que el porvenir está en mano del maestro de escuela y se preocupaba de las cuestiones de la educación. Quería que la sociedad trabajara sin descanso en pro de la elevación del nivel intelectual y moral, en la puesta en circulación de las ideas, en el crecimiento intelectrual de la juventud, y temía que la pobreza actual de los métodos, la miseria del punto de vista literario limitado a dos o tres siglos llamados clásicos, el dogmatismo titánico de pedantes oficiales, los prejuicios y las rutinas, terminaran por hacer de nuestros colegios bancos de ostras artificiales.

Este párrafo se escribió hace más de 140 años. Poco antes de 1869. Es un extracto de Los Miserables, excelsa obra literaria de Víctor Hugo. Sólo cabe preguntarse ¿Qué hemos estado haciendo todo este tiempo?¿Por qué los mismo temores siguen en pie? ¿Por qué la literatura siempre ha ido por delante de la política y nunca se le ha terminado de hacer caso?

No todos los políticos canarios son así

No, no señores, no. No todos los políticos canarios son así. Lamento decir que Juan Fernando López Aguilar es una sonada excepción. Sigue leyendo

En el País Vasco ganan los perdedores

Voilá. Se hizo la magia de la democracia y en otra región gobernarán los perdedores. ¿Saben qué tienen en común el País Vasco y Canarias?. Al margen de lo esplendoroso de algunas de sus playas, que sus gobiernos están, en las Islas, y estarán, en Euskadi, regidos por perdedores. Por partidos políticos que no ganaron y que azotarán con los flecos de un sistema mejorable a su ciudadanía. Sigue leyendo

La política ciega y maquiavélica

Zapatero mira, Rajoy habla y todos esperamos

Zapatero mira, Rajoy habla y todos esperamos

Desconozco si es una solución coyuntural que han encontrado para sacarnos de la crisis, al menos psicológicamente, pero la clase política se empeña en hacer el ridículo es sus oficinas -parlamentos, asambleas y ayuntamientos- y se dedican a tirarse de los pelos, cogerse de las orejas y llamarse hijosdeputa usando palabras democráticas, antes de irse a tomar un par de cañas y comentar el espectáculo servido y financiado por nuestros impuestos. Sigue leyendo

Goebbels en la política nacional

Ante la inusitada ola de informaciones y lluvia de granizo en todos los tejados políticos de la nación, habría que decir que todos los biensabidos gobernantes u opositores han recurrido al criticado Goebbels y su principio de la transposición: Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con más ataque, que textualmente decía algo así como “si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan.

La bola de nieve, parece, comienza con la catarsis de desempleo en España. Hecho que es cierto e innegable. Entonces, Maquiavelo pensaría, levantemos una trama de espionaje en el PP, para posteriormente sacudirlo con una trama de corrupción que sacuda definitivamente al partido conservador y lo suma en una guerra civil que no la pare ni dios. Hecho, tanto el del espionaje como el de la corrupción, que tampoco dejan de ser verídicos, por lo publicado hasta ahora.

En este momento de la película, los cargos del PP salen a la palestra diciendo que los únicos imputados y que han matado a terroristas de ETA son del PSOE. Hecho que, sin lugar a dudas, es cierto también. Incluso rompen toda relación con la Justicia, hasta ahora, por lo visto, no era así.

Goebbels no sólo está presente, sino que se perpetua en la política nacional. Su estrategia es rentable pero cansa y más cuando lo utilizan los dos partidos más votados y estamos en medio de una crisis espantosa. Mientras tanto, Izquierda Unida sigue durmiendo el sueño de los justos y esperando que el santo Anguita, o algo similar, reaparezca para que de tres gritos y ponga a cada uno en su sitio. No se trata de que alguien esté mintiendo, que en esta ocasión parece que no, sino que la ciudadanía empieza a estar harta del “y tu más”.


Domingo democrático en Sudamérica: Ecuador

fondo

Bandera de Alianza Pais, partido del presidente de Ecuador, Rafael Correa

Por otro lado, Ecuador. Los ciudadanos ecuatorianos podrán hoy elegir a los candidatos a las alcaldías y prefecturas de Alianza País. Este es el partido del presidente, Rafael Correa. Todos los ciudadanos ecuatorianos, en el ejercicio sano, algunos dicen que confuso, de la democracia, se podrán acercar a más de 24.000 puntos electorales para elegir a sus candidatos. No es obligatorio el voto, pero el partido se somete de esta forma a la decisión de los ciudadanos, de todos y cada uno de los ciudadanos que quieran decidir. Huyen así de imponer ni siquiera a los candidatos. Un ejercicio extraño y novedoso, pero que sigue aportando útiles a una democracia en reconstrucción. Herramientas para una democracia necesitada de reformas. Sigue leyendo