La Portada del Día: Fotos para el frenesí

La Vanguardia de Barcelona ofrece hoy Sigue leyendo

Anuncios

La soberanía nacional en actos de paz

Retiren troooopas, Ar. Fuente: BBC

Retiren troooopas, Ar. Fuente: BBC

Es tal el desequilibrio de las relaciones internacionales en este campo de batalla en el que han convertido el planeta que cualquier permiso queda fuera de lugar. La soberanía nacional debe prevalecer en actos de paz. Dejarnos guiar por otro sino, no sería más que pastar a los pies de los señores de la guerra. En todo caso, se podrá explicar que no es más que un “daño colateral”, expresión utilizada por la OTAN para explicar sus continuos errores en aquel barro del que hoy tenemos este lodazal. Sigue leyendo

Lost, perdidos en Ajuria Enea

Después de que algunos se hubieran asustado al ver levitar el espectro de Rosa Díez, remozado y rejuvenecido, tras las elecciones vascas, finalmente el espectro desapareció con la misma rapidez que vino al mundo. No hará falta su participación en el Gobierno vasco para dar la mayoría a Patxi López en su carrera desesperada hacia la Lehendakaritza. Y es que Ajuria Enea tiene un imán que para que te voy a contar. Y más cuando no han tocado casa nunca. Una vez allí el PSE se sentirá como los protagonistas de Lost, pero perdidos en Ajuria Enea. Sigue leyendo

En el País Vasco ganan los perdedores

Voilá. Se hizo la magia de la democracia y en otra región gobernarán los perdedores. ¿Saben qué tienen en común el País Vasco y Canarias?. Al margen de lo esplendoroso de algunas de sus playas, que sus gobiernos están, en las Islas, y estarán, en Euskadi, regidos por perdedores. Por partidos políticos que no ganaron y que azotarán con los flecos de un sistema mejorable a su ciudadanía. Sigue leyendo

El cuarto poder, otros poderes y el cazador furtivo

Llevo unos días dándole vueltas a unas declaraciones del ministro Bermejo y que pronunció el día de su dimisión, cesión, expulsión. Resulta que el tipo que fue sustituido por un gallego dijo algo así como que no iba a “permitir que le utilizaran contra su proyecto”. Sigue leyendo

A Bermejo lo sustituye un Gallego

Sólo un apunte.

A Bermejo lo sustituye un Gallego, vaya por Dios. Francisco Caamaño. Casualidad, destino, quién sabe, pero tan cerca de las elecciones de Galicia, reñiditas como presuponen, el PSOE inicia la huida hacia adelante ejecutando un plan de shock de reanimación para la candidatura socialista de Galicia. Un plan no premeditado, supongo, pero que la cacería ha puesto en bandeja. Y que, por otro lado, ha puesto en marcha la cacería.

Cacería, palabra latina proveniente de captiare, en uno de sus usos coloquiales significa adquirir con destreza algo que no se esperaba o difícil de lograr, y en este sentido el PSOE, de paso, ha salido en busca de algo que cazar en Galicia.

Goebbels en la política nacional

Ante la inusitada ola de informaciones y lluvia de granizo en todos los tejados políticos de la nación, habría que decir que todos los biensabidos gobernantes u opositores han recurrido al criticado Goebbels y su principio de la transposición: Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con más ataque, que textualmente decía algo así como “si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan.

La bola de nieve, parece, comienza con la catarsis de desempleo en España. Hecho que es cierto e innegable. Entonces, Maquiavelo pensaría, levantemos una trama de espionaje en el PP, para posteriormente sacudirlo con una trama de corrupción que sacuda definitivamente al partido conservador y lo suma en una guerra civil que no la pare ni dios. Hecho, tanto el del espionaje como el de la corrupción, que tampoco dejan de ser verídicos, por lo publicado hasta ahora.

En este momento de la película, los cargos del PP salen a la palestra diciendo que los únicos imputados y que han matado a terroristas de ETA son del PSOE. Hecho que, sin lugar a dudas, es cierto también. Incluso rompen toda relación con la Justicia, hasta ahora, por lo visto, no era así.

Goebbels no sólo está presente, sino que se perpetua en la política nacional. Su estrategia es rentable pero cansa y más cuando lo utilizan los dos partidos más votados y estamos en medio de una crisis espantosa. Mientras tanto, Izquierda Unida sigue durmiendo el sueño de los justos y esperando que el santo Anguita, o algo similar, reaparezca para que de tres gritos y ponga a cada uno en su sitio. No se trata de que alguien esté mintiendo, que en esta ocasión parece que no, sino que la ciudadanía empieza a estar harta del “y tu más”.